Mes: octubre 2017

La armónica de cristal, el instrumento maldito

Cuando en 1758 Benjamin Franklin asistió en Inglaterra al concierto de copas musicales de Edmund Delaval quedó tan fascinado por el sonido que producían las copas llenas de agua que inventó un instrumento que reprodujera esa eufonía. Tomó veintitrés copas con un pequeño agujero en la base y las ensambló en un huso de hierro que iba girando gracias a un pedal colocado a la altura de los pies parecido al de las máquinas de coser.

Así nació la armónica de cristal. Fue un éxito. En 1762 la concertista Marianne Davis y su hermana, cantando como soprano, dieron recitales por toda Europa que maravillaron hasta la familia Mozart haciendo que Leopold adquiriese un instrumento para él.  En 1791, un año antes de su prematura muerte, el mismísimo W. Amadeus Mozart compuso una obra para ese instrumento: Adagio y Rondo en Do Menor, KV 617.

 

Marianne Davies también conoció al médico Anton Mesmer, responsable de la teoría del “magnetismo”, quien se enamoró literalmente del instrumento y lo utilizó para inducir estados de hipnosis en sus pacientes.

La propia reina María Antonieta tocaba la armónica de cristal. Se cree que habían unas 4000  de ellas fabricadas entre 1761 y 1835 que se tocaban sobre todo en los salones de la época.

En París el belga Étienne-Gaspard Robertson, físico, mago  y espiritista, creó un espectáculo con espejos y proyecciones de la llamada “linterna mágica” a la luz de las velas y con el sonido de la armónica de cristal que aterrorizaba al público. Estas representaciones llamadas Fantasmagorías se llegaron  a realizar en sitios emblemáticos como el convento de los Capuchinos.

armonica2

Beethoven, Carl Philipp Emmanuel Bach, Saint-Sans, y más tarde Richard Strauss,  también compusieron para la armónica de cristal, apodada “el órgano de los Ángeles” por Paganini.

Su sonido era tan mágico y cristalino que fue usado para tratar la melancolía, los enfermos primero mejoraban, pero al poco tiempo sus síntomas se acentuaban. Empezó a correr el rumor de que producía crisis nerviosas en quien la escuchaba y de que los músicos que la tocaban sufrían cefaleas, desmayos, parálisis, pérdidas de memoria y locura, incluso que algunos enfermaban de cáncer.

No eran supersticiones, era verdad.

En algunas ciudades alemanas llegó a prohibirse y a ser considerada como un instrumento maldito. Hasta que se supo la causa, el cristal de las copas estaba fabricado con grandes dosis de plomo y el contacto con el agua para que sonara hacía que este se absorbiera rápidamente a través de las yemas de los dedos. Producía una enfermedad llamada Saturnismo.

El cristal dejó de hacerse con plomo y el instrumento de modificó, pero su uso disminuyó. Hoy en día se interpreta en la célebre escena de la locura de la ópera Lucía de Lammermoor, y eso ha hecho olvidar  su maldición.

 Pero es un sonido extraño que primero cautiva, relaja, seduce, pero al cabo de un rato de escucharlo algo cambia en quien la oye.  

 

No en vano Goethe dijo que en el sonido de la armónica de cristal se podía oír “el alma del mundo”.

 

La muerte de Rilke

 

No se me ocurre mejor muerte para un poeta, si es que hay muertes buenas, que la producida por pincharse con la espina de una rosa.

Rilke estaba haciendo un ramo de flores para ofrecérselo a una amiga que venía a visitarle. La herida se infectó y le acabó produciendo una septicemia. Después de su muerte se descubrió que tenía leucemia . 

Rilke nació en Praga en 1875 y murió en Suiza en 1926. Entre su obra literaria destaca: “Ofrenda a Los Lares” (1895), “El Libro De Las Horas” (1905), “Réquiem” (1909), “Elegías a Dunio” (1923), “Sonetos a Orfeo” (1923) y “Cartas a Un Joven Poeta” escritas entre 1903 y 1906, pero publicadas más de veinte años después de su muerte.

Siempre tuvo una salud delicada. En el año 1923 se trasladó a París pensando que el cambio de aires le ayudaría, pero al empeorar se trasladó a un sanatorio en Val-Mont  (Suiza) en donde murió. 

rilke-in-moscow-1928

Rilke en Moscú. Leonid O. Pasternak (1928)

En su obra literaria  la muerte, la de los demás y la suya propia, siempre ocupó un lugar central:

Finalmente ya no nos necesitan, los que partieron
temprano, uno se desteta dulcemente de lo terrestre,
como uno se emancipa con ternura de los senos de la madre.
Pero nosotros, que necesitamos tan grandes secretos,
nosotros que tan frecuentemente obtenemos del duelo
progresos dichosos, ¿podríamos existir sin ellos?

Rilke, Elegías de Dunio (“Primera elegía”)

 

“He ahí la muerte, un residuo azulado en una taza sin plato”.       

Del poema La muerte         

A pesar de su enfermedad, escribió numerosos poemas entre los años 1923 y 1926, entre los que destacan «Gong» y «Mausoleo», además de una extensa obra lírica en francés. Durante estos años tuvo una relación con la artista Baladine (Elisabeth Spiro), cuyo hijo llegó a ser con los años el conocido pintor Balthus.

Murió el 29 de diciembre de 1926 en el sanatorio suizo de Val-Mont, y fue sepultado el 2 de enero de 1927 en el cementerio de Raron (localidad del Valais). Él mismo escribió su epitafio:

Rosa, oh contradicción pura, deleite
de no ser sueño de nadie bajo tantos
párpados.

 

rilke3

Tumba de Rainer M. Rilke en el cementerio de Raron Suiza

Todas las mañanas del mundo

“Todas las mañanas del mundo son caminos sin retorno”

Noche de verano en el monasterio de Poblet. El concierto está a punto de empezar, las entradas están agotadas hace semanas, se han tenido que añadir varias filas de sillas en el refectorio para poder acoger a más gente.

La ocasión lo merece, Jordi Savall con su viola de gamba del siglo XVII tocará la música de Sainte-Colombe, de Marais y de Couperin, tan famosas gracias a la pelicula “Todas las mañanas del mundo”.

Es una conjunción de Ases, un póker sublime: Los músicos de la corte de Luis XIV,  La pelicula de Alain Corneau , el libro de Pascal Quignard  y Jordi Savall con su viola de gamba de siete cuerdas original, fabricada por Barak Norman, uno de los más famosos luthiers de Londres en 1697.

El libro es una pequeña maravilla, pequeña porque tiene 103 páginas, maravilla porque a través de las palabras llega al corazón de la música.

Empieza así:

En la primavera de 1650 la señora de Sainte Colombe murió. Dejaba dos hijas de dos y seis años de edad. El señor de Sainte Colombe jamás se consoló de la muerte de su esposa. La amaba. Fue en esa ocasión cuando compuso La tumba de los lamentos…

 

La música es un lenguaje, un lenguaje que puede devolver la vida a los muertos. Es el testamento vital de Sainte Colombe que cede sus secretos y parte de su música a Marin Marais.

Estas son parte de las Folias de España de Marin Marais.

 Jordi Savall copió a mano en una vieja partitura del s. XVII la obra de Sainte Colombe “Les Pleurs” y se la regaló a Pascal Quignard cuando se empezó a rodar la película de Alain Corneau. Le puso esta dedicatoria:

“Para Pascal como recuerdo de un sueño”.

A veces, los sueños trascienden la noche que los acoge.

 

Cuando contemos hasta diez se nos pasará

1- Ocho personas que se reúnen cada martes para escribir.

2- Un local: Margarita Blue.

3- Una mesa larga, papel, bolígrafos, oredenadores…

4-Una pareja que aparece a la misma hora cada martes.

5- La barra del bar en donde se sientan los dos.

6-El sobre que se dan el día de su última cita.

7- Diecisiete cuentos inspirados en esa historia real.

8- Agítese durante tres años.

9- Sírvase muy frío.

10- AL FIN EL LIBRO.

libr

Lo presentamos este jueves día 19 de octubre a las 21 horas en el  Margarita Blue: c/ Anselm Clavé 6. Barcelona.

IMG_0751 (1)

Hace mucho tiempo, creo que ocho años, coincidimos en La Escuela de Escritura del Ateneo Barcelonés ocho “lletraferits” que cuando acabamos los estudios seguimos reuniéndonos y escribiendo juntos. Hemos tenido nuestros más y nuestros menos, pero cada martes a las seis de la tarde estamos en el Margarita Blue (nuestro nuevo Ateneo) para escribir, comentar libros, películas, para tomar una copa. ..

De esas jornadas surgió este libro de historias cortas las cuales tienen un denominador común: en todas aparece una pareja  que se sienta en la barra, se toma un Blood Mary y se entrega un sobre. La pareja fue real durante un tiempo, luego no volvió.

El título es un misterio, hace referencia a algo que pasó una tarde de verano en una playa y que nos unió para siempre.

Youkali

Youkali es una isla casi en el fin del mundo, la tierra en donde desaparecen las ansiedades. Es el país de nuestros deseos. Es la felicidad, el placer, el paraíso perdido.

Youkali es una canción, un tango habanera del compositor alemán Kurt Weill, conocido por su colaboración con Bertold Brech en “La ópera de los tres peniques” y con letra de Roger Fernay. Fue compuesto para la obra María Galante en 1935.

Alemania está en los primeros años del nazismo. Hitler asume el poder absoluto y se convierte en canciller del Reich y Führer. En 1935 se promulgan las leyes que privan a los judíos alemanes de su ciudadanía y decretan su expulsión de cargos públicos y actividades económicas.

El mundo ha empezado a cambiar y Youkali es el paraíso en donde refugiarse de una realidad cada vez más terrible. Es la Esperanza, allí no existe el dolor ni la injusticia. Es la isla de Nunca jamás , pero solo existe en los sueños, cuando estamos apunto de llegar  a ella nos despertamos.

Esta versión es de Ute Lemper, genial a mi entender y sentir. Oigan ustedes este tango, pero no olviden que Youkali es un sueño, una locura. Que no hay Youkali. ¿O quizás sí?

Youkali

Casi al fin del mundo
Mi barco vagabundo
Errante a merced de las olas
Me llevó allí un día.
La isla es muy pequeña,
Pero el hada que allí vive,
Amablemente nos invita
A dar una vuelta.
Youkali
Es el país de nuestros deseos,
Youkali
Es la felicidad, es el placer.
Youkali,
La tierra donde se quitan las ansiedades
Es, en nuestra noche, como un claro,
La estrella que seguimos
Es Youkali.
Youkali
Es el respeto
De todos los votos cambiados.
Youkali
Es el país
De bellos amores concordados,
Es la esperanza
Que está en el corazón de todos los humanos,
La liberación
Que todos esperamos para mañana.
Youkali,
Es el país de nuestros deseos,
Youkali
Es la felicidad,
Es el placer.
Pero es un sueño, una locura,
¡ No hay Youkali !
Pero es un sueño, una locura,
¡ No hay Youkali !
Y la vida nos arrastra,
Pesada, cotidiana,
Pero la pobre alma humana,
Buscando olvido en todas partes,
Para dejar la tierra
Supo encontrar el misterio
Donde nos sueños se esconden
En algun Youkali…
Youkali,
Es el país de nuestros deseos,
Youkali,
Es la felicidad,
Es el placer.
Pero es un sueño, una locura,
¡ No hay Youkali !
Pero es un sueño, una locura,
¡ No hay Youkali !
 
Monkeys in the Jungle, 1910 (oil on canvas)
(Pinturas de Henri Rousseau)

Equilibrios

Paz  es el equilibrio perfecto en un mundo lleno de piedras blancas y negras.

Paz es El arma anudada que se expone frente al edificio de Las Naciones Unidas en New York como tributo a John Lennon.

ONU_armas

Paz es el Monumento a los niños en un parque de Hirosima. En recuerdo de Sadako Sasaki muerta de leucemia.

escultura-de-los-ninos

Paz es una sirena guiada por un delfín en Baja California.

sirena delfin

 

Paz es Gloria Fuertes:

 “Si todos los políticos
se hicieran pacifistas
vendría la paz.”
“Que no vuelva a haber otra guerra,
pero si la hubiera,
¡Que todos los soldados
se declaren en huelga”.
“La libertad no es tener un buen amo,
sino no tener ninguno.”
“Mi partido es la Paz.
Yo soy su líder.
No pido votos,
pìdo botas para los descalzos
-que todavía hay muchos-“

Paz es Rafael Alberti:

“¡Paz, paz, paz! Paz luminosa.
Una vida de armonía
sobre una tierra dichosa.”
“Paz sin fin, paz verdadera.
Paz que al alba se levante
y a la noche no se muera.”

Paz es:

gandi