Mes: febrero 2018

La lámpara maravillosa. La obra iniciática de Ramón del Valle-Inclán

 

Cuando una periodista le preguntó a Valle-Inclán sobre si el libro La lámpara maravillosa podía considerarse su obra definitiva Valle respondió: “Efectivamente… Ese es el libro del cual estoy más satisfecho, tanto por la forma como porque me parece que logré la idea que tenía de que él despertara en cada uno de los lectores una emoción diversa y que como los antiguos libros de las escuelas iniciativas de Alejandría pudiera tener verdades de eterna belleza siempre nuevas, porque cada quien que las siente, puede interpretarlas”

Sin duda La lámpara maravillosa es una de las obras más esotéricas y extraordinarias de Valle-Inclán. En ella resume su ética y su estética. Es un compendio de las teorías filosóficas y de las tendencias de los movimientos de finales del siglo XIX en donde  considera la belleza el centro del universo:

«No olvides que la última y suprema razón que todas las cosas atesoran para ser amadas, es ser bellas» .

Para alumbrar el camino le acompañan tres lámparas mágicas: temperamento, sentimiento y conocimiento.

lampar

El libro se hizo a partir de una serie de artículos aparecidos en Los Lunes del Imparcial entre los años 1912 y 1916. Gómez de la Serna dijo de él que era la única obra en la que tenía plena fe para recomendársela a sus hijos pues lo que persigue es mostrar cómo vivir la vida como si fuese una obra de arte.

«Toda expresión suprema de belleza es un divino centro que engendra infinitos círculos».

Una de las cosas que me ha llamado más la atención de la obra son las alusiones  a las ideas de los grandes místicos, al simbolismo ocultista, a los rosacruces, los cristales, la alquimia, incluso al tarot.

«El idioma de un pueblo es la lámpara de su karma. Toda palabra encierra un oculto poder cabalístico: Es grimorio y pentáculo».

También las ilustraciones, que fueron meticulosamente supervisadas por el autor, tienen un sentido mágico y espiritual: dragones, ángeles, serpientes aladas, fuego, búhos… Nada está puesto al azar. Y siempre al final de cada capítulo hay una frase que va iluminando la lectura aún más:

«Al pasar bajo el arco de la eternidad, en la suprema comprensión de nuestra vida mortal está el premio y está el castigo».

Buholamparamaravillosa

Es un libro para leer con calma, del que no se entiende todo porque es un verdadero tratado de filosofía esotérica

“Vivo en el mejor de los mundos ignorándolo todo. Después debe comenzar  la visión y el conocimiento verdadero, sin el engaño fundamental del tiempo  y de la geometría. He vuelto a tener algunos éxtasis sin la ayuda del cáñamo índico que he abandonado por completo… Tendido en al campo o frente al mar llego a la imantación con todo el universo. Empleo la palabra imantación en su más estricto sentido etimológico (sentir amor).

lampara 1

 

Ramón María del Valle Inclán fue uno de los escritores más enigmáticos e iconoclastas de la literatura española de finales del siglo XIX. Su amigo Rubén Darío le definió así:

Este gran don Ramón de las barbas de chivo,
cuya sonrisa es la flor de su figura,
parece un viejo dios, altanero y esquivo,
que se animase en la frialdad de su escultura.

 

 

 

 

 

George Redhawk. El artista ciego

Nacido en California (EE.UU), George Redhawk es un artista digital especializado en animación gráfica multimedia (motion graphics) y en efectos especiales para transformación de las imágenes (morphing). Su obra se centra en la creación de gifs a partir de fotografías de otros artistas consiguiendo mutaciones entre imagen y movimiento.

redhawk.gif

George Redhawk antes daba clases en la facultad de medicina sobre flebotomía y tecnología con rayos X. Un día empezó a manifestar cambios en su visión y fue diagnosticado de hemeralopía, perdida de visión periférica y Síndrome de Charles Bonnet. Como el pronóstico era muy malo y la ceguera progresaba rápidamente se dedicó a buscar en internet información sobre su enfermedad y sus posibilidades. Eso le llevó a descubrir softwares diseñados especialmente para personas con discapacidad visual. De este modo se inició en el mundo de la manipulación fotográfica digital y descubrió la belleza del arte y su expresividad.  Su colección de obras se recoge bajo el título The World Through My Eyes (El mundo a través de mis ojos).

George-Redhawk pelo

 

Él lo explica así:

«El objetivo de mi arte es desafiar la percepción del sentido de la vista. Aunque tenga los ojos dañados y sea un reto constante para mí, mis obras son una forma de mostrar el mundo a través de mis ojos sin ver necesariamente».

 

 

«Mi arte es único en muchos niveles diferentes. Es una técnica que desarrollé usando un software que no fue diseñado para hacer esto. Es una expresión de mi ceguera y de las emociones, retos y alucinaciones visuales que experimento cada día. El síndrome de Charles Bonnet es algo de lo que muchos en la comunidad ciega o con defectos visuales raramente hablan. Mi mente trata de compensar los datos defectuosos enviados desde mi visión dañada llenando los espacios en blanco con información falsa, lo que resulta en una versión siempre cambiante, transitiva y transformadora de la «visión» mientras trato de discernir lo que estoy viendo. Es esta experiencia la que proyecto en mi estilo de arte particular».

 

redhawk figura.gif

 

Hoy en día Redhawk ha perdido el 90% de visión, pero continua creando gracias a la tecnología.

Eduardo Galeano

«Sólo los tontos creen que el silencio es un vacío. No está vacío nunca. Y a veces la mejor manera de comunicarse es callando”.

Eduardo Hughes Galeano (Montevideo 1940-2015) fue un intelectual de izquierdas, periodista, poeta, y uno de los escritores más destacados de América latina. Entre su obras destacan «Las venas abiertas de América latina (1971), Memoria del fuego (1986), El libro de los abrazos (1989), Los hijos de los días (2011). 

Sus textos combinan varios géneros como la ficción, el periodismo y el análisis político. Autor polémico y comprometido, en 2008 tras la victoria de Barack Obama dijo: 

«La Casa Blanca será la casa de Obama pronto, pero esa Casa Blanca fue construida por esclavos negros. Y me gustaría y espero que él nunca lo olvide».

Valedor pro derechos humanos:

«No sólo Estados Unidos, sino algunos países europeos han sembrado dictaduras por todo el mundo. Y se sienten como si fueran capaces de enseñar lo que es democracia.

Poeta del amor: 

«Todos somos mortales hasta el primer beso o la segunda copa de vino».

«Te extraño, pero no te quiero de regreso, solo quiero que lo sepas para que tengas en cuenta que te pienso sin necesitarte a mi lado».

«Lo importante del amor es que sea infinito mientras dura».

Maravillosa esta entrevista, sobre el amor y la felicidad, que le hizo Jesús Quintero en el programa «Ratones colorados»:

Defensor de las clases más desfavorecidas.

«Los nadie» es uno de sus poemas más hermosos:

Sueñan las pulgas con comprarse un perro                                                                                    Y sueñan los nadies con salir de pobres…

…Los nadie que cuestan menos que la bala que los mata.

 

 

 

El jardín de mi vida. Gaspar Burón

En el principio fue el Edén, un espacio de belleza, armonía y abundancia en donde nada necesitaba cambiar porque la perfección no admite cambios. Es lo que llamamos felicidad y que nunca dejamos de añorar.

 Pero ¿Y si no lo hubiéramos perdido? ¿Y si lo tuviéramos muy cerca? ¿Y si cada uno de nosotros fuéramos el jardín?

Gaspar Burón en “El jardín de mi vida” nos ofrece su cuerpo como espacio sagrado, como territorio en donde se recrean los sentidos, como campo fértil de cultivo.

En ese jardín él es arquitecto y jardinero. En él planta setos bajos con sus pies, construye piscinas secas con su ombligo, hace crecer césped de su torso, flores de sus pezones, hortalizas de su nariz y de su boca. Allí las orejas se convierten en árboles delicadamente podados, las manos en frondosos arbustos. Allí sus ojos son estanques.

pies 2

Su obra nos permite pasear por escenarios en permanente transformación en donde el paso del tiempo es muy visible, a diferencia del jardín del Edén. En esos lugares la naturaleza es sometida por los hombres y no por los dioses.

Su jardín es un espacio de contemplación, de reflejos en las aguas de la memoria y está abierto al público, porque todos podemos recrearnos en él, pero que tiene secretos, los que nacen de la experiencia y de la sabiduría y que solo son otorgados a la persona que lo construye.

Gaspar Burón nos invita a disfrutar, a compartir el olor de las flores, la sombra de los árboles, la armonía de los setos reflejados en el agua del estanque. A reflexionar sobre nuestro propio jardín y reconocernos como únicos creadores de lo que somos y vivimos.

Así lo decía Fernando Pessoa: “Sigue tu destino, riega tus plantas, ama tus rosas. El resto es la sombra de árboles ajenos”.

 

 

Arbustos

 

 

invitaci—n casa del libro fin 31012018.indd