Mes: abril 2018

William Morris. Arts & Crafts

«Si me preguntasen cuál es la producción más importante del arte contestaría que una casa hermosa, y si me preguntasen la segunda en importancia diría que un libro hermoso».

 

casa roja

La casa roja, en donde todo estaba diseñado por él.

libro morris

Uno de sus libros: «News from nowhere»

WM5

William Morris

William Morris (Walthamstow,1834- Londres, 1896) fue arquitecto, diseñador, artesano, empresario, poeta, ensayista y activista político. Aunque perteneció a la época victoriana, marcada por el romanticismo y el despertar del desarrollo industrial, fue un hombre de espíritu renacentista.

Nació en una familia acomodada, pero pronto puso en entredicho su situación privilegiada y se dedicó a cambiar el mundo sublevándose contra lo establecido.

«No quiero arte para unos pocos de la misma manera que no quiero educación para unos pocos o libertad para unos pocos».

Empezó por lo más simple. Un día al ver las casas en donde vivían los trabajadores se propuso cambiar su calidad de vida intentando impregnar todo lo que les rodeaba de belleza y comodidad. Así nació el movimiento Arts & Crafts  que también incluía el respeto por el medio ambiente y la conciencia política.

«No tengas nada en tu casa que no sepas que es útil o que no consideres bello»

tapices4tapices3tapicesbaldosas

Diseñó muebles, joyas, vajillas, libros, tapices, azulejos, papeles pintados inspirados en la naturaleza (muchos de sus diseños aún se pueden ver en las paredes de las casas modernas) 

tapices1

«El verdadero secreto de la felicidad reside en sentir un interés genuino por los pequeños detalles de la vida cotidiana» 

La influencia de su obra se extendió por toda Europa: Gran Bretaña (Margaret Mcdonal), Alemania y Austria (Hoffmann, G. Klimt) Cataluña (Puig i Cadafalch, Lluis Masriera) y también a Los Estados Unidos (Frank Lloyd Wright)

He podido admirar más de trescientos de sus diseños en el MNAC de Barcelona. Nada más entrar en la exposición me sentí bien, todo es armónico, delicado, todo está creado para complacer. Me transportó a la Edad Media, al Renacimiento, al Modernismo, a la naturaleza, y también a mi infancia, porque el papel pintado del comedor de casa se parecía mucho a uno de sus diseños.

“El pasado no está muerto, vive en nosotros, y estará vivo en el futuro que estamos ayudando a hacer.” 

Una maravilla. Estará en el MNAC de Barcelona hasta el 21 de mayo de 2018.

morris

 

¿Por qué me sigues?

Si no hace falta, si sé cuidarme sola, si no te necesito.

 

sombra4

Pero tú no me creías y nunca me abandonabas.

sombras1

A veces hasta te ocultabas en la pared para despistarme.

sombra

Decías que lo hacías por mí, que desde que el mundo es mundo las cosas funcionan así y yo casi me había resignado. 

Pero ayer…

sombramc

Como siempre me seguiste hasta en las penumbras por si acaso te necesitaba, dijiste.

sombrayo

Ayer…

Respiré hondo, salí al exterior y sentí como el sol me liberaba de ti.

 

 

 

NARCISO. Mito. Poema. Músico. Flor y problema

Narciso era el joven más hermoso de los que  vivían fuera del Olimpo. Era hijo de la ninfa Liríope y de Césifo, el dios-río. Al nacer, el adivino Tiresias vaticinó a sus padres que viviría muchos años siempre y cuando no se contemplara nunca a sí mismo. Narciso creció feliz por la belleza que veían los demás en él, pero su vanidad le hacía rechazar  a todas mujeres por no considerarlas dignas de su hermosura.

Eco y Narciso. Nicolás Poussin (1630)

Un día, mientras cazaba ciervos, la ninfa Eco le siguió. Eco había sido maldecida por Hera a hablar repitiendo la última palabra de lo que los otros decían sin poder expresar nunca sus sentimientos. Cuando Narciso oyó el sonido de unos pasos a su espalda preguntó: «¿Quién está ahí?», a lo que ella respondió:»ahí». Y así siguieron hablando hasta que ella deslumbrada por el joven salió a su encuentro e intentó abrazarle. Él la rechazó. La ninfa quedó desconsolada y se escondió en una cueva de las montañas. Su voz aún permanece allí.

narci8

Narciso. J.W.Waterhouse

Pero Némesis, la diosa de la venganza, solidarizándose con Eco, hizo que un día muy caluroso Narciso tuviera mucha sed y bebiera en un río. Cuando vio su imagen reflejada en el agua quedó totalmente prendado y se lanzó al  cauce para reunirse con ella. Murió ahogado. En ese mismo lugar nació una flor, sí el narciso. Desde entonces se le puede ver en las orillas de los ríos reflejándose en el agua complacido.

 

narci2

Eco y Narciso. J. William Waterhouse (1903)

 

Poema de W. Wordsworth

“Erraba solitario como una nube”

Erraba solitario como una nube
que flota en las alturas sobre valles y colinas,
cuando de pronto vi una muchedumbre,
una hueste de narcisos dorados;
junto al lago, bajo los árboles,
estremeciéndose y bailando en la brisa.

Continuos como las estrellas que brillan
y parpadean en la Vía Láctea,
se extendían como una fila infinita
a los largo de aquella ensenada;
diez mil narcisos contemplé con la mirada,
que movían sus cabezas en animada danza.

También las olas danzaban a su lado,
pero ellos eran más felices que las áureas mareas:
Un poeta sólo podía ser alegre
en tan jovial compañía;
yo miraba y miraba, pero no sabía aún
cuánta riqueza había hallado en la visión.

Pues a menudo, cuando reposo en mi lecho,
con humor ocioso o pensativo,
vuelven con brillo súbito sobre ese ojo
interior que es la felicidad de los solitarios;
y mi alma se llena entonces de deleite,
y danza con los narcisos.

William Wordsworth

narci9

 

Músico. Narciso Yepes

Interpretando «Recuerdos de la Alhambra»

Flor

narci

Problema

Narcisismo

Admiración excesiva y exagerada que siente una persona por sí misma, por su aspecto físico o por sus dotes o cualidades.

…Y ocúltame entre las tumbas

Podría volver a hablar de Dante Rossetti esta vez no como pintor prerrafaelista sino como poeta, pero lo haré de su mujer Elizabeth Siddal, que fue poetisa y una de sus modelos. Es una historia que sobrepasa en mucho el halo romántico de su generación.

 

Rossetti era famoso por mantener continuos idilios con sus modelos  para las que también componía poesía, aunque en el fondo solo amaba a Elizabeth, pero en 1858 conoció a Fanny Conforth y mantuvo con ella una apasionada relación abierta que se prolongó en el tiempo. Elizabeth no se lo perdonó, para convencerla de su amor se casó con ella en 1860, pero Elizabeth era una mujer sensible y depresiva a la que atormentaban los celos y la vida entre los dos fue un infierno. Al año siguiente se quedó embarazada y la cosa mejoró, pero la niña nació muerta y ella no pudo soportarlo.

Rossetti volvió a refugiarse en los brazos de Fanny y un día al llegar a casa se encontró a Elisabeth muerta en la cama junto a un frasco de láudano.

Destrozado por la culpa enterró junto a su esposa todas sus poesías, las cuales solo habían sido leídas por muy pocos amigos. Pasó mucho tiempo, ocho años, las heridas se fueron cerrando y aquellos mismos amigos le convencieron para que rescatara el manuscrito del ataúd de ella.

siddal1

Boceto del rostro de Elisabteh Siddal para Ofelia de J. E. Millais

siddalofelia

Fragmento de Ofelia de John Everett Millais

Así se hizo. El libro fue exhumado (se dice que en secreto) del sepulcro de Elisabeth naciendo lo que sería, junto a otras poesías, «El libro de la vida».

…Sin embargo, junto a la inminente Sombra de la Muerte
Se alza un Poder, que se agita en el ave o fluye en la corriente,
Dulce al deslizarse, encantador al volar.
Dime, mi amor. ¿Qué ángel, cuyo Señor es el Amor,
Agitando la mano en la puerta,
O en el umbral donde yacen las trémulas alas,
Posee la esencia flamígera que tienes tú?

Este es un fragmento de «Desde la muerte al amor» de Rossetti. Es un ejemplo exquisito de la combinación entre el romanticismo y el prerrafaelismo, pero lo que a mi me ha cautivado es la poesía de Elizabeth.

siddal4 siddal2

Elisabeth Siddal por Rossetti

 

He aquí dos poemas suyos. Uno escrito durante el embarazo y en el que aconseja a su hija sobre el amor

Amor muerto. Dead Love, Elizabeth Siddal (1829-1862)

Nunca llores por un amor muerto,
Ya que rara vez el amor es verdadero.
Él cambia sus ropas del rojo al azul,
Y del más brillante azul al rojo,
El amor ha nacido a una muerte prematura,
Y rara vez es sincero.

Entonces no ancles tu sonrisa
En su pálido rostro descarnado,
Para exhalar el más profundo de los suspiros.
Las palabras justas en labios sinceros
Pasarán, y sin dudas morirán;
Y tu estarás sola, mi querida,
Cuando se desaten los vientos invernales.

Nunca lamentes aquello que no puede ser,
Pues este Dios no regala dones.
Si el simple sueño del amor fuese cierto,
Entonces, dulzura, estaríamos en el Cielo,
Pero aquí sólo hay tierra, mi querida,
Donde el verdadero amor rara vez crece.

 

Y otro escrito durante sus últimos días.

Al final.
At last, Elizabeth Siddal (1829-1862)

Oh, Madre, abre la amplia ventana
Y deja que entre el día;
Oscuras se tornan las colinas
Y los pensamientos comienzan a nadar.

Madre querida, toma mi joven hijo,
(Ya que de tí he nacido)
Y cuida todos sus pequeños caminos
Hazlo sabio sobre tu falda.

Lava mis manos luctuosas
Y luego ata mis pies;
Mi cuerpo ya no puede descansar
Fuera de su sábana tortuosa.

Toma el brote de un árbol joven
Y verde hierba recién segada,
Déjalos sobre ésta lóbrega cama
Para que mi dolor no se sepa.

Encuentra tres bayas rojas
Y arráncalas del tallo,
Quémalos al canto del gallo
Para que mi alma no regrese.

Cuando caigan las gruesas lágrimas,
(Y caerán, Dios lo sabe)
Díle que que morí de un gran amor
Y que mi corazón ha muerto alegre.

Cuando el sol se haya puesto
Y la hierba ondule en tu regazo,
Arrástrame en el frágil ocaso
Y ocúltame entre las tumbas.

 

Impresionante. Por lo hermoso y por lo profético.

siddal4