Mes: junio 2018

Wabi Sabi. La belleza de lo imperfecto

Wabi- Sabi es la belleza de lo imperfecto, impermanente e incompleto.

Es una corriente japonesa de comprensión del mundo basada en la fugacidad y en la estética de la asimetría, de la ingenuidad, de los procesos naturales.

Si un objeto o expresión puede provocar en nosotros una sensación de serena melancolía y anhelo espiritual, entonces dicho objeto puede considerarse wabi-sabi”.  Dice Andrew Juniper.

 

wabi2

El significado de las palabras Wabi- Sabi no es de fácil traducción. Wabi significa algo parecido a la soledad de vivir en la naturaleza y Sabi quiere decir marchitado, oxidado.

También se refiere a la belleza y serenidad que aparecen con la edad, con el desgaste de la vida. A la elegancia de lo único.

Es la liberación del mundo material y la trascendencia hacia lo más sencillo.

wab

Leonard Koren en su libro: “Wabi-Sabi para Artistas, Diseñadores, Poetas y Filósofos” lo define así:

“La simplicidad del Wabi -Sabi, probablemente, queda mejor definida como el estado de gracia al que lega una inteligencia sobria, modesta y sinceramente sensible. La estrategia principal de esa inteligencia es la economía de medios. ir reduciendo hasta la esencia, pero sin quitarle la poesía”.

wabi2

“Cada primavera los cerezos florecen durante una semana como máximo. Pero en cualquier momento una tormenta o un viento repentinos pueden provocar la caída de las delicadas flores rosadas. Durante este breve momento de posibilidad, grupos grandes y reducidos de gente despliegan mantas y esteras bajo los cerezos por todo Japón. En este instante el sitio y el acontecimiento se crean al unísono. El poder perdurable y profundo (Wabi-Sabi) de esta imagen de los cerezos en flor proviene de nuestro conocimiento siempre presente de lo efímero de la realidad. Un momento antes no había flores. Dentro de un momento no habrá flores…”

wabi6

Nada dura, nada está completado, nada es perfecto.

 

 

 

 

 

 

La habitación de al lado

A veces escuchas algo y no le das importancia, y qué fácil es olvidar cuando oyes sin sentir. Pero todo queda, solo necesita que llegue el momento apropiado para aparecer y revelarse.

Me pasó el otro día en el funeral de una persona muy estimada. Había oído la poesía de San Agustín muchas veces, quizás en situaciones similares, pero solo entonces me sacudió, solo entonces entendí.

LA MUERTE NO ES EL  FINAL  (San Agustín de Hipona)

 

La muerte no es nada, sólo he pasado a la habitación de al lado.

Yo soy yo, vosotros sois vosotros.

Lo que somos unos para los otros seguimos siéndolo

Dadme el nombre que siempre me habéis dado. Hablad de mí como siempre lo habéis hecho. No uséis un tono diferente.

No toméis un aire solemne y triste.

Seguid riendo de lo que nos hacía reír juntos. Rezad, sonreíd, pensad en mí.

Que mi nombre sea pronunciado como siempre lo ha sido, sin énfasis de ninguna clase, sin señal de sombra.

La vida es lo que siempre ha sido. El hilo no se ha cortado.

¿Por qué estaría yo fuera de vuestra mente? ¿Simplemente porque estoy fuera de vuestra vista?

Os espero; No estoy lejos, sólo al otro lado del camino.

¿Veis? Todo está bien…

 

renacer1

 

 

 

 

Sun Ra. El interprete de Jazz que nació en Saturno

Sun Ra (Herman Sonny Blount). Alabama, 22 de mayo de 1914- 30 de mayo de 1993 fue un músico de Jazz estadounidense. Tocaba el órgano, el piano y el teclado. Fundó la Sun Ra Arkesta que aún está en activo. También fue escritor de poesía, ensayos filosóficos y políticos.

Las raíces de su música y de su orquesta fueron la ciencia ficción, los viajes espaciales, el antiguo Egipto y las teorías filosóficas y cabalísticas. En una palabra, se basaba más en la filosofía que en la música. Sus conciertos constituían todo un espectáculo por los extravagantes vestuarios de los músicos, la mezcla de las distintas ramas del jazz y por ser pioneros en la incorporación de elementos audiovisuales. Sun Ra llegó a crear su propio sello discográfico, Saturn Records.

Su música sonaba así:

Fue un verdadero revolucionario del jazz al principio de los sesenta, el precursor del free jazz. Su Arkestra hacía improvisaciones colectivas con 12 o 14 músicos, en los que Sun Ra influía como si fueran sus discípulos apartándoles del sexo, las drogas y el alcohol realizando espectáculos en los que había desde bailarinas hasta fakires.

sun ra

 

Siempre afirmó que había venido del planeta Saturno y que estaba en La Tierra para salvar a la humanidad a través de la música. En los setenta formó su propia logia secreta: Thmei Research, en donde estudiaban historia del antiguo Egipto, numerología, cábala y planteaban teorias de liberación racial.

sun ra2

 

Pero el espíritu de Sun Ra sigue vivo y su música también. Durante todo este año 2018 su Sun Ra Arkestra estará de gira por nuestro planeta.

He aquí uno de los conciertos que hicieron el pasado mes de enero.

 

…”Primero, la gente se asustará porque mi música representa la felicidad y no están acostumbrados a ella, están acostumbrados a la tristeza, a la destrucción, tienen miedo de que les ocurra algo terrible. No pueden imaginarse que pueda ocurrir algo positivo porque el mundo esta enfermo, agonizante. Mi idea es que hay que empezar por estudiar los mitos y ver qué se puede hacer con lo imposible. He reunido algunas ecuaciones que parecen ridículas pero que son válidas. Las he mostrado a matemáticos que quedaron trastornados porque no pudieron decir que fueran falsas sino sólo extrañas y porque ridiculizaban al mundo. Y cuanto más observo al mundo, más pienso que es ridículo. ¡Alguien nos miente y se está preguntando cuando nos despertaremos! Por eso todo lo que hago debe tener una precisión perfecta. Como ya le dije al periodista del Chicago Herald, me considero más un científico que un músico: soy un sabio de los sonidos”…

 

 

Andar, escribir, morir. Robert Walser

Robert Walser fue uno de los escritores más importantes en lengua alemana del siglo XX. Nació en Biel (Suiza) en 1878. Tuvo que realizar múltiples empleos para subsistir y poder seguir escribiendo, como secretario, empleado de banca, sirviente, incluso se formó para ejercer de mayordomo.

Publicó quince libros, entre ellos: “Los hermanos Tanner”, “El ayudante”, “El paseo” ” Jakob von Gunten”, que influyeron  en escritores como Robert Musil y Franz Kafka.

Durante su vida fue autor de prosa, de centenares de poemas y escenas dialogadas. Al final escribió pequeñas anotaciones en una mini-escritura a lápiz y casi ilegibles a simple vista que son sus famosos «Microgramas» recopilados en dos tomos en: “Escrito a lápiz” (1924-1933) y publicados después de su muerte.

microgramas

Admiraba lo simple, la naturaleza y sobre todo los largos paseos por las montañas y los bosques.

“cuanta menos acción hay y más pequeño es el entorno que precisa un poeta, tanto mayor suele ser su talento (…) Las cosas cotidianas son lo bastante bellas y ricas como para poder sacar de ellas chispazos poéticos”.

“Esto es libertad (…) algo invernal, algo que no se puede soportar mucho tiempo. Hay que moverse siempre, como lo hacemos ahora, hay que bailar en la libertad. Es fría y hermosa. Pero no te enamores de ella. No haría más que entristecerte, pues solo por breves momentos, y no más, podemos detenernos en las moradas de la libertad”.

Walser en uno de sus paseos

 

En 1929, Walser ingresó en la clínica psiquiátrica de Waldau, en Berna, donde siguió escribiendo. Dejó de hacerlo hacia 1933 al ser llevado a la clínica psiquiátrica de Herisau, contra su voluntad. 

 «Yo aquí no he venido a escribir, sino a volverme loco», solía decir a uno de los amigos que le visitaban.

El 25 de diciembre de 1956, un día después de pasear con Carl Seelig por el camino de Saint Gall, en Suiza, Robert Walser apareció muerto en la nieve.

En su novela “Los hermanos Tanner”(1907)  Walser profetiza su propia muerte y  pone en boca de uno de sus personajes la descripción del difunto joven poeta Sebastian a quien un día hallaron caído sobre la nieve con el rostro cubierto por un sombrero:

“¡Con qué nobleza ha elegido su tumba! Yace en medio de espléndidos abetos cubiertos de nieve. La naturaleza se inclina a contemplar a su muerto, las estrellas cantan dulcemente en torno a su cabeza y las aves nocturnas graznan: es la mejor música para alguien que ya no tiene oído ni sensaciones. Yacer y congelarse bajo unas ramas de abeto, sobre la nieve: ¡qué espléndido reposo! Es lo mejor que pudiste hacer. La gente está siempre dispuesta a hacerles daño a las aves raras como tú, y a burlarse de sus sufrimientos”.

 

 

walser-difunto

 

Robert Walser apareció muerto en la nieve, bajo un sol pálido, dice Seelig, “pálido como una muchacha un poco anémica”.

“Y ahora a seguir paseando. Es divinamente hermoso y bueno, sencillo y antiquísimo, ir a pie”.