Mes: octubre 2018

Réquiem para “La muerte cansada”. Alfred Schnittke y Fritz Lang

La obertura de un Réquiem y las imágenes de una película. Cuatro minutos que consiguen impresionar, transportarnos a un mundo paralelo, lúgubre, frío, pero en donde se respira una extraña serenidad.

Fritz Lang (Viena, 1890-Los Angeles, 1976) fue uno de los grandes directores del cine americano. En 1921 dirigió la película “La muerte cansada”. Una parábola sobre el amor y la muerte.

Una pareja de enamorados coinciden en una posada con un desconocido misterioso. El novio desaparece con él, y la mujer lo busca hasta que entiende que el extranjero es la muerte. La joven entra en el inframundo para intentar que le devuelva a su amado. La muerte habla con ella de la ingrata tarea le ha sido encomendada y le muestra tres velas que se están apagando. Solo podrá recuperar a su amor si consigue salvar el fuego de alguna de ellas.

Esta es  una película de culto que influyó en la trayectoria artística de Luis Buñuel “Abrió mis ojos a la poética expresividad del cine” dijo de ella. También impresionó a Alfred Hitchcock como le comentó a François Truffaut en una entrevista, y se dice que el personaje interpretado por Bernhard Goetzke inspiró la figura de la muerte en “El séptimo sello” de Ingmar Bergman.

fritz3

Réquiem. La palabra proviene del latín y significa descanso. Es una composición musical que se canta con el texto litúrgico de la misa de difuntos, o parte de él.

En  1975 el músico ruso Alfred Schnittke (Enguel, 1934- Hamburgo 1998), considerado uno de los grandes compositores tardosoviéticos realiza una obra que en un primer momento tenía que ser para el Don Carlo de Schiller, pero que por la escala y el alcance de la pieza la descarta y la convierte en un concierto. El Réquiem toma como punto de partida el funeral de la Rusia coral para los muertos y se inspira en el sonido de campanas y gongs de las obras de Stravinsky.

Es un tema de canto lento y misterioso en donde la voz de los hombres está por encima de las campanas tubulares y el piano bajo, habitual de la misa latina para los muertos.

En este pequeño vídeo se ensamblan la obertura del Réquiem de Schnittke y una escena de “La muerte cansada” de Fritz Lang.

El resultado  cautiva, sobrecoge, se vuelve a aparecer en sueños.

-¿Qué estás buscando aquí en mi reino, criatura? Yo no te he convocado.

-Quiero ir con  mi amado. ¿Dónde está el que me robaste?

-No te lo robé, su hora había llegado. Aquí ves la vida de los hombres. Parpadean y   queman por un tiempo y se apagan cuando Dios así lo decide. Créeme mi tarea es dura.   Es una maldición. Estoy cansado de ver los sufrimientos del hombre y de que me odien   por obedecer a Dios.

angel1

 

Anuncios

El jardín de la especulación cósmica

En ese jardín lo importante no son las flores ni la contemplación. Es un espacio de exploración y reflexión. Una metáfora sobre la esencia del universo, la vida y  la ciencia. Allí se entrelazan mundos.

 

espec15

Lo construyeron en 1989 el arquitecto  Charles Jenks y su mujer la paisajista Maggie Keswick, fallecida en 1995 de cáncer, y a cuyo centro se destinan los benefícios. Tiene doce hectáreas y rodea su casa victoriana: Portrack House que entre otras maravillas arquitectónicas posee una biblioteca octogonal. Se encuentra cerca Dumfries en Escocia y solo abre al público un día al año.

espec19

espec9.jpg

Está inspirado en las matemáticas y en la física. En él la naturaleza se hace intelectual y a la vez sensitiva. Una cascada de agua narra la historia del universo, las terrazas de césped distorsionan el espacio y el tiempo como en un agujero negro. La disposición geométrica de los lagos los convierte en fractales

espec8

Hay una zona dedicada al ADN con caminos que forman patrones lineales a modo de ondas intercambiadoras de información entre las células y los genes.

espec4

En él hay puentes que  plantean el efecto mariposa, según el cual, el más mínimo acto en cualquier lugar del planeta puede tener una repercusión en puntos muy lejanos, también puentes en espiral que simbólicamente unen el cielo y el infierno

 

espec16

Su visita es un viaje en el tiempo. Se empieza atravesando una puerta que lleva a un pasillo con sucesivos iconos que ubican, de mayor a menor, desde el Universo a la Vía Láctea, después el Sistema Solar y la Tierra, y a continuación el punto exacto de Escocia en donde uno se encuentra.

Michael Gandolfi, músico de Boston,  compuso una pieza: “Garden of Cosmic Speculation” inspirada en lo que sintió al visitar los jardines, la cual llegó a ser nominada para los premios Grammy de 2009 en la categoría de Mejor Obra Clásica contemporánea:

¿Qué es un jardín si no una miniaturización, la celebración del lugar en el que estamos, el universo? Charles Jenks.

 

 

Los ojos del Guernica

Café Les Deux Magots, París 1936. Una joven sentada en una de las mesas juega con una navaja a clavarla entre sus dedos. Lleva sangre en el guante. Picasso entra acompañado por Paul Éluard, la observa, se acerca y empieza a hablar con ella. Al despedirse le pide el guante. No se vuelven a encontrar hasta meses más tarde en casa de unos amigos comunes en Mougines. Ya nada volverá a ser igual para ninguno de los dos.

La mujer es Dora Maar, tiene veintiocho años, él cincuenta y cinco. Es fotógrafa, pintora y poeta, en aquel momento es la amante de George Bataille con quien había experimentado todas las transgresiones, y en todos los escenarios, llevándolo al cúmulo de su productividad como escritor. Con Picasso pasa igual. Dora es quien le inspira, la que le propone el local para realizar la obra de grandes dimensiones que ha de reflejar los horrores de la Guerra Civil española, un piso en la Rue des Agustines, el mismo en dónde Balzac había ambientado su novela “La Obra Maestra desconocida” y que Dora había frecuentado con Bataille. Es ella la que se encarga de fotografiar la realización de la obra.

 

picasso1

 Son de ella las caras de todas las mujeres del cuadro, son de ella las lágrimas, son de ellas todos los ojos del Guernica, los del toro también.

dora3

dora3

Él la llama “La mujer que llora”.

Pero Picasso la absorbe, la aniquila, hace que deje de ser un referente artístico para los surrealistas, que olvide su personalidad, que pase a ser otra de sus mujeres “locas” (dos de las cuales se suicidaron).  Cuando la deja en 1943, Dora Maar cae en una depresión psicótica que necesita internamiento psiquiátrico durante once días y luego desaparece del mundo recluyéndose hasta su muerte en 1997 en su piso de París en la Rue Savoie, 6,  junto a más de cien obras de Picasso y muchas de sus geniales fotografías.

dora1

dora2

“Después de Picasso solo Dios”, le dijo a su analista.

Todo el mundo conoce al pintor, sus cuadros, su energía, la expresión de su cara, su mirada.

Rafael Alberti le dedicó un poema “Los Ojos de Picasso” :

Siempre es todo ojos.
No te quita ojos.
Se come las palabras con los ojos.
Es el siete ojos.
Es el cien mil ojos en dos ojos.
El gran mirón
como un botón marrón…

Vale la pena oírlo con la voz del poeta:

Pero los ojos del Guernica, así como tantos otros, no eran los de Picasso, eran los ojos de Dora Maar.

dora4-e1539710807722.jpg

Georgia O’Keeffe. El sexo en las flores

Georgia O’Keeffe ( 1887-1986 ) es considerada como la madre del modernismo americano. En sus cuadros utiliza la abstracción geométrica como expresión. Son famosas sus tres épocas pictóricas: Sobre la ciudad de Nueva York, sobre flores y sobre huesos de animales en paisajes de Nuevo México.

 

Sus pinturas del desierto, en donde vivió en su finca “Lejanía”, de la desolación, del sol en los esqueletos de animales merecen una entrada aparte en este blog. Hoy muestro su faceta más conocida, la de ser la pintora de las flores que recuerdan las formas sexuales femeninas, cosa que, por cierto,  ella siempre negó que fuera así.

okee5

Pintaba primeros planos donde no se percibía la flor entera, captaba su esencia a través de esa abstracción.  Se recreaba en la forma de los bordes de los pétalos, en su color, en su luminosidad haciendo  que el espectador que contemplaba el cuadro sintiera la necesidad de recorrerlos despacio, de entrar dentro de esas flores como si fueran insectos que necesitaran libar de ellas.

okee1

Son pura sensualidad. Georgia siempre negó que fueran explícitas ni intencionadamente sexuales, es el espectador el que ve el sexo en las flores.

okee

“Solo cuando se elige, se dejan elementos de lado y se fijan los puntos básicos, se tropieza uno con el significado verdadero de las cosas”.

A Georgia no le gustaban las flores, en su juventud había dicho:

“No me gustan, son horribles, sólo las pinto porque son los modelos más baratos”.

dese

“La pintura figurativa no es buena mientras no lo sea en un sentido abstracto. Una colina o un árbol no crean por sí mismos un buen cuadro, tan solo porque se pueda ver una colina o un árbol. Todo depende de la interrelación de líneas y colores, con ella se crea expresión. Para mí esto es justamente la base de la pintura”.

Una de sus obras “Estramonio/Flor blanca” realizada en 1932, fue el cuadro más caro vendido en subasta por una pintora. Superó los 44 millones de dólares en 2014.

estramonio

Un poema de Rabindranath Tagore

En Maduray (India) hay un museo dedicado a Mathama Gandhi. Este contiene manuscritos, cartas, fotografías del hombre que fue ejemplo de paz y tolerancia para el mundo. En varias salas se muestran escenas de su vida acompañadas de citas de su pensamiento político y personal. En una de ellas se conserva la vestimenta con la que le asesinaron aún teñida de sangre junto a sus características gafas redondas.

Todo muy interesante, pero hay algo que llama la atención, es un poema de Tagore que ocupa casi la totalidad de una de las paredes:

 

Dónde la mente está sin miedo

Donde la mente está sin miedo,
y la cabeza es sostenida en alto;
Donde el conocimiento es libre;
Donde el mundo no ha sido quebrado en fragmentos por estrechas paredes domésticas;
Donde palabras salen desde la profundidad de la verdad;
Donde el incansable esfuerzo extiende sus brazos hacia la perfección;
Donde la clara corriente de la razón no ha perdido su camino en el yermo desierto de arena de los hábitos muertos.
Donde la mente es dirigida hacia adelante por Él en pensamiento y acción cada vez más amplios.
En ese cielo de libertad, Padre mío, deja a mi país despertar.

 

tagore1

 Tagore respetaba enormemente a Gandhi, él fue quien le dedicó el nombre Mathama que significa Alma Grande. En la India solo se se usa referido a él.