Mes: marzo 2019

El homo universalis. La Polimatía o el hombre del Renacimiento

Polímata es aquella persona que posee grandes conocimientos o habilidades en diversas materias científicas o humanísticas. Es la capacidad para alcanzar la excelencia en dos o más áreas pertenecientes a expresiones diferentes del espíritu humano.

La palabra polímata proviene del griego y significa: aprender mucho. Pero no es solo acumular conocimientos, es también combinarlos y poderlos aplicar.

Es la idea que tenemos del hombre del Renacimiento, capacitado para la observación, las artes, la filosofía, los inventos. También se le llamó, en su expresión latina, ” Homo Universalis”: hombre de espíritu universal.

El movimiento cultural se extendió del siglo XIV al XVII y comenzó en Italia en la Baja Edad Media propagándose al resto de Europa. De esos hombres y mujeres se esperaba que pudieran hablar varios idiomas, tocar instrumentos musicales, escribir poesía, que tuvieran una educación universal, de ahí la palabra universidad para describir las casas de estudios.

Baldassare Castiglione, en su obra El Cortesano describe la actitud que debe acompañar a esas personas a la que llamó sprezzatura:

“Un cortesano debe tener una actitud individual, ser despreocupado, fresco, hablar bien, cantar, recitar poesía, tener un porte adecuado, ser atlético, conocer las humanidades y las obras clásicas, pintar y dibujar y poseer muchas otras habilidades, siempre sin comportamiento llamativo o jactancioso, esos talentos deben aparecer ante los demás de manera que parezca que los realiza sin esfuerzo, de forma desenfadada, casi sin pensar”.

Pero siempre ha habido genios. Aldous Huxley decía: “El secreto de la genialidad es el de conservar el espíritu del niño hasta la vejez, lo cual quiere decir nunca perder el entusiasmo.”

Estos son algunos ejemplos de polímatas famosos:

Pitágoras (Samos 569-Metaponto 475AC). Filósofo, matemático, músico, astrónomo y político.

Hipatia (Alejandría, 355-416 DC). Filósofa, maestra neoplatónica, matemática, astrónoma.

Avicena (Bujará 980-Hamadán 1037). Médico, filósofo, científico, escritor.

Hildegarda de Bingen (Alemania 1098-1179). Abadesa, mística, profetisa, médica, compositora, escritora.

Leonardo da Vinci (Vinci 1452- Amboise 1519). Pintor, anatomista, arquitecto, paleontólogo, artista, botánico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero, inventor, poeta y urbanista.

Galileo Galilei (Pisa 1564- Arcetri 1642). Astrónomo, filósofo, ingeniero, matemático, físico.

Isaac Newton (Woolsthorpe 1642-Londres 1727). Físico, filósofo, teólogo, inventor, alquimísta y matemático.

Benjamin Franklin (Boston 1706-Filadelfia 1790). Político, escritor, científico e inventor.

Hedy Lamarr (Viena 1914-Florida 2000). Actriz de cine. Ingeniera e inventora.

Michel Foucault (Poitiers 1926-París 1984). Filósofo, historiador, psicólogo, sociólogo y escritor.

polimatas

 

“Todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para trepar a un árbol, vivirá toda su vida creyendo que es estúpido”. Albert Einstein.

Todos ellos fueron peces que se atrevieron a subir a los árboles.

Anuncios

Que empieza la primavera se nota en los árboles

Asoman brotes en sus ramas y las hojas cambian de color.

IMG_5445

En ellos se recogen las ilusiones de nuevos renacimientos y proyectos.

IMG_5441

A veces su polen nos desinfla con estornudos y astenias.

IMG_5437

Nos explican historias…

Erase una vez un árbol al que le encantaban los bolsos. Veía como casi todas las personas que pasaban por debajo suyo llevaban uno. Para él los bolsos eran un misterio ¿qué se podía guardar allí, para qué servían, por qué eran tan diferentes en formas y colores? Niños con mochila, mujeres y hombres con carteras pesadas al hombro, sí, un misterio. Pero los que más le gustaban eran los que colgaban de los brazos y se movían como sus ramas porque parecían nidos.

Soñaba con tener uno, se lo pidió al hada de los deseos de los árboles urbanos, pero siempre estaba tan ocupada… Una noche pasó. Le despertaron las risas de un grupo de jóvenes que venían de fiesta. ¿A qué no puedes? ¡A ver quien lo tira más alto!

Era precioso, marrón, de tamaño mediano, con cremallera y una correa larga y fuerte. No había tiempo que perder, esa era la oportunidad que durante tanto tiempo había estado esperando.

Muy rápido alargó una de sus ramas, disimulando, como si lo hiciera el viento. ¡Sí! Ya tenía bolso.

IMG_5427

¡Feliz primavera!

 


 

Algas

Algas como fuente de vida, dadoras de oxígeno, alimento y medicación. Algas que conducen a la muerte, la Caulerpa y el Sargazo. Algas como cabellos de sirena, como serpientes marinas, en la poesía.

alg4

Crepúsculo

de Alfonsina Storni

El mar inmóvil,
desprendido de sus mandíbulas,
exhala un alma nueva.

No tiene fondo,
buques hundidos,
almas, abrazadas
a sus algas.

Recién nacido,
la cara de Dios,
pálida,
lo mira.

Buques no lo escribieron.
Hombres no lo descifraron.
Peces no lo pudrieron.

alg

Viento

de Octavio Paz

Cantan las hojas,
bailan las peras en el peral;
gira la rosa,
rosa del viento, no del rosal.
Nubes y nubes
flotan dormidas, algas del aire;
todo el espacio
gira con ellas, fuerza de nadie.
Todo es espacio;
vibra la vara de la amapola
y una desnuda
vuela en el viento lomo de ola.
Nada soy yo,
cuerpo que flota, luz, oleaje;
todo es del viento
y el viento es aire siempre de viaje.

alg3

 

Estados de ánimo

de Mario Benedetti.

Unas veces me siento
como pobre colina
y otras como montaña
de cumbres repetidas
unas veces me siento
como un acantilado
y en otras como un cielo
azul pero lejano
a veces uno es
manantial entre rocas
y otras veces un árbol
con las últimas hojas
pero hoy me siento apenas
como laguna insomne
con un embarcadero
ya sin embarcaciones
una laguna verde
inmóvil y paciente
conforme con sus algas
sus musgos y sus peces
sereno en mi confianza
confiado en que una tarde
te acerques y te mires
te mires al mirarme.

alg1

Casida de la muchacha dorada.

de Federico García Lorca.

 

La muchacha dorada

se bañaba en el agua

y el agua se doraba.

Las algas y las ramas

en sombra la asombraban 

y el ruiseñor cantaba 

por la muchacha blanca…

alg2

 

“Como dice el proverbio: El pez no vive en el agua clara. Son las algas las que le permiten desarrollarse plenamente hasta su madurez”.

Yamamoto Tsunetomo.

 

 

 

 

 

La vida es un cuento contado por un idiota

La frase es de Shakespeare, concretamente de la escena 5ª del V acto… de Macbeth.  Si hay alguien que ha podido plasmar en sus escritos todas las pasiones y todos los estados del ánimo humano es él, y no solo eso, en cada una de sus obras, según en el momento vital en el que las lees, te puedes identificar con uno de sus personajes, desde el héroe hasta el villano. Eso es literatura, o mejor dicho, es el conocimiento profundo del mundo y de todo lo que hay en él.

«Conservar algo que me ayude a recordarte seria admitir que te puedo olvidar».

“Romeo y Julieta”.

el beso

El beso. Francesco Hayez

«De todas las bajas pasiones, el miedo es sin duda la más maldita»

Enrique IV.

el grito

“El grito”. Edvard Munch.

«Si los hados quieren hacerme rey, lo harán sin que yo busque la corona».

“Macbeth”

napo

Fragmento de “La coronación de Napoleón” Jaques Louis-David.

«La vida es un cuento contado por un idiota, lleno de ruido y de furia, que no tiene ningún sentido».

“Macbeth”

 

el bosco

“El cuadro de heno”. El Bosco.

 

 

“La unión de dos almas sinceras
no admite impedimentos.
No es amor el amor
que se transforma con el cambio,
o se aleja con la distancia.
¡Oh, no! Es un faro siempre firme,
que desafía a las tempestades sin estremecerse.
Es la estrella para el navío a la deriva,
de valor incalculable, aunque se mida su altura.
No es amor bufón del tiempo, aunque los rosados labios y
mejillas caigan bajo el golpe de su guadaña.
El amor no se altera con sus breves horas y semanas,
sino que se afianza incluso hasta en el borde del abismo.
Sí estoy equivocado y se demuestra,
yo nunca nada escribí, y nadie jamás amó.”

Soneto CXVI

sense.jpg

Sentido y sensibilidad. Película de Ang Lee basada en la novela homónima de Jane Austen en donde se recita el soneto.