Humanidades

40 años y un día

Parece el título de una condena, pero no lo es. Es el cómputo del espacio temporal por el que ha transcurrido mi vida profesional. Hoy (y un día) le digo adiós sin pena, con la sensación de trabajo bien hecho, acompañada de muchas demostraciones de aprecio y reconocimiento por parte de las personas a las que he atendido.

Pero nadie lo entiende, ¿Por qué? Eres muy joven todavía. ¿Qué harás?…

Yo también me lo pregunto, pero sé que es el momento. Me siento agua, y el agua ha de correr, cuando se estanca pierde su esencia tarde o temprano. Me he pasado la vida cuidando a los demás, tratando sus enfermedades, oyendo sus problemas, ligada a ellos por lazos de afecto y responsabilidad. Ahora toca volar, flotar, aprovechar las corrientes aéreas o marinas para ver a donde me llevan, para ver a donde van.

Montaje en la exposición ESCHER en la sala de las Drassanes de Barcelona

Las posibilidades son infinitas, aunque no lo parezcan, como en el efecto Droste, aquel bote de cacao con una enfermera que ofrece chocolate en una bandeja que a su vez contiene la misma imagen más pequeña y así una y otra vez hasta el infinito. M. Escher lo aplicó muchas veces en su obra. Aunque no se vea todo el universo está allí.

Será ver el mundo con otros ojos, será estar dentro de él. No tengo una bola de cristal para ver el futuro y saber si irá bien o no. O quizás sí.

Sí, sí la tengo. Irá bien.

Conejos de verano

“Los animales aceptan y los humanos esperan. Nunca oirás a un conejo decir: espero que el sol salga esta mañana para poder ir al lago a jugar. Si el sol sale o no sale, no estropeara el día al conejo. Es feliz siendo un conejo”. El caballero pensó en esto. No recordaba a ninguna persona que fuera feliz simplemente por ser una persona”.

(Robert Fisher, 1922-2008). Escritor estadounidense. “El caballero de la armadura oxidada”).

IMG_6120

“La imaginación es un demonio persistente, el mundo sería en blanco y negro sin ella, viviríamos en un paraíso de militares, fundamentalistas y burócratas, donde la energía hoy invertida en la buena mesa y el buen amor se destinaría a otros fines, como matarnos unos a otros con mayor disciplina. Si nos alimentáramos sólo de frutos silvestres y copuláramos con inocencia de conejos, nos ahorraríamos mucha literatura.“

(Isabel Allende, 1942. Escritora chilena).

 

El hombre es el único ser que consume sin producir. No da leche, no pone huevos, es demasiado débil para tirar del arado y su velocidad ni siquiera le permite atrapar conejos. Sin embargo, es dueño y señor de todos los animales“

 (George Orwell, 1903 – 1950. Escritor y periodista británico).

Resultado de imagen de campos de conejos

“La coneja quisiera que todo fuese negro, y el búho que todo fuese blanco.“

( William Blake, 1757 – 1827. Poeta y pintor inglés). 

 

“¿Cuánto dura la eternidad? -preguntó Alicia-A veces, solo un segundo -respondió el conejo“

(Lewis Carroll, 1832- 1898. Escritor, matemático, fotógrafo inglés. “Alicia en el país de las maravillas”).

Resultado de imagen de campos de conejos

Las ideas son como los conejos. Usted recibe una pareja, aprende a cuidarla, y muy pronto tiene una docena.

(John Steinbeck, 1902-1968. Escritor estadounidense).

 

De cuando en cuando me ocurre vomitar un conejito. 

(Julio Cortázar, 1914-1984. Escritor. “Bestiario”).

FullSizeRender (90)

¡Eh, sabueso! No te comas crudo ese conejo muerto delante de mis narices -caliéntalo un poco. 

(Jack Kerouac, 1922-1969. Novelista estadounidense. “Poemas dispersos”).

 

Los conejos no son muy buenos conversadores… Sólo saben hablar de zanahorias y de sexo. 

(Marian Keyes, 1963. Escritora irlandesa. “Lucy Sullivan se casa”).

IMG_6119

Por qué te gustan tanto los conejos? (…) Me gusta acariciarlos. Una vez en una feria vi unos de ésos con el pelo muy largo. Y eran bonitos, sí señor. A veces acaricio ratones, pero sólo cuando no consigo algo mejor. 

(John Steinbeck, 1902-1968. Escritor. “De ratones y hombres” ).

 

 

Conejo en el campo de lavanda.

 

 

 

El homo universalis. La Polimatía o el hombre del Renacimiento

Polímata es aquella persona que posee grandes conocimientos o habilidades en diversas materias científicas o humanísticas. Es la capacidad para alcanzar la excelencia en dos o más áreas pertenecientes a expresiones diferentes del espíritu humano.

La palabra polímata proviene del griego y significa: aprender mucho. Pero no es solo acumular conocimientos, es también combinarlos y poderlos aplicar.

Es la idea que tenemos del hombre del Renacimiento, capacitado para la observación, las artes, la filosofía, los inventos. También se le llamó, en su expresión latina, ” Homo Universalis”: hombre de espíritu universal.

El movimiento cultural se extendió del siglo XIV al XVII y comenzó en Italia en la Baja Edad Media propagándose al resto de Europa. De esos hombres y mujeres se esperaba que pudieran hablar varios idiomas, tocar instrumentos musicales, escribir poesía, que tuvieran una educación universal, de ahí la palabra universidad para describir las casas de estudios.

Baldassare Castiglione, en su obra El Cortesano describe la actitud que debe acompañar a esas personas a la que llamó sprezzatura:

“Un cortesano debe tener una actitud individual, ser despreocupado, fresco, hablar bien, cantar, recitar poesía, tener un porte adecuado, ser atlético, conocer las humanidades y las obras clásicas, pintar y dibujar y poseer muchas otras habilidades, siempre sin comportamiento llamativo o jactancioso, esos talentos deben aparecer ante los demás de manera que parezca que los realiza sin esfuerzo, de forma desenfadada, casi sin pensar”.

Pero siempre ha habido genios. Aldous Huxley decía: “El secreto de la genialidad es el de conservar el espíritu del niño hasta la vejez, lo cual quiere decir nunca perder el entusiasmo.”

Estos son algunos ejemplos de polímatas famosos:

Pitágoras (Samos 569-Metaponto 475AC). Filósofo, matemático, músico, astrónomo y político.

Hipatia (Alejandría, 355-416 DC). Filósofa, maestra neoplatónica, matemática, astrónoma.

Avicena (Bujará 980-Hamadán 1037). Médico, filósofo, científico, escritor.

Hildegarda de Bingen (Alemania 1098-1179). Abadesa, mística, profetisa, médica, compositora, escritora.

Leonardo da Vinci (Vinci 1452- Amboise 1519). Pintor, anatomista, arquitecto, paleontólogo, artista, botánico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero, inventor, poeta y urbanista.

Galileo Galilei (Pisa 1564- Arcetri 1642). Astrónomo, filósofo, ingeniero, matemático, físico.

Isaac Newton (Woolsthorpe 1642-Londres 1727). Físico, filósofo, teólogo, inventor, alquimísta y matemático.

Benjamin Franklin (Boston 1706-Filadelfia 1790). Político, escritor, científico e inventor.

Hedy Lamarr (Viena 1914-Florida 2000). Actriz de cine. Ingeniera e inventora.

Michel Foucault (Poitiers 1926-París 1984). Filósofo, historiador, psicólogo, sociólogo y escritor.

polimatas

 

“Todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para trepar a un árbol, vivirá toda su vida creyendo que es estúpido”. Albert Einstein.

Todos ellos fueron peces que se atrevieron a subir a los árboles.