Arte

Cartas desde mi celda

Cualquier confinamiento aunque sea en el más hermoso de los paraísos propicia la reflexión. Gustavo Adolfo Bécquer se recluyó en el monasterio de Veruela junto a su hermano Valeriano  para intentar curar su tuberculosis. Su primera estancia fue durante el invierno de 1864 y hasta la primavera de 1865.

 

bec3

Ambos hermanos pintaban y dibujaban, su padre había sido un reconocido pintor, pero Gustavo Adolfo ante todo era ya escritor y poeta. Su primera estancia en Veruela (Alcalá de Moncayo) fue desde el invierno de 1864  hasta gran parte de la primavera siguiente.

bec5

Gustavo Adolfo dibujado por Valeriano en Veruela (1864)

bec1

“Concierto de espectros” Gustavo Adolfo (1860)

Allí escribió nueve cartas (en realidad la última fue escrita en Madrid)  que fueron siendo publicadas periódicamente por el diario madrileño “El Contemporáneo” y que luego se convertirían en el libro “Cartas desde mi celda”.

https://es.wikisource.org/wiki/Cartas_desde_mi_celda  (texto completo).

Son crónicas del día a día, de las costumbres de aquellos pueblos, con descripciones preciosistas de todo cuanto le rodeaba. Hay cartas escritas  a modo de leyenda:  la sexta habla de la ejecución de una hechicera “La tía Casca”, la siete y la ocho son cuentos de brujas y de brujerías, y la novena habla del monasterio de Veruela. 

En todas hay un elogio a la vida y a la naturaleza, pero de una manera u otra en todas está presente la muerte.

En la tercera carta habla de su propio entierro, tenía 28 años cuando la escribió, moriría seis años después:

… ¡Vivir!… Seguramente que deseo vivir, porque la vida, tomándola tal como es, sin exageraciones ni engaños, no es tan mala como dicen algunos; pero vivir oscuro y dichoso en cuanto es posible, sin deseos, sin inquietudes, sin ambiciones, con esa felicidad de la planta que tiene a la mañana su gota de rocío y su rayo de sol; después un poco de tierra echada con respeto y que no apisonen y pateen los que sepultan por oficio; un poco de tierra blanda y floja que no ahogue ni oprima; cuatro ortigas, un cardo silvestre y alguna hierba que me cubra con su manto de raíces, y por último, un tapial que sirva para que no aren en aquel sitio, ni revuelvan los huesos.

He aquí hoy por hoy todo lo que ambiciono. Ser un comparsa en la inmensa comedia de la humanidad; y concluido mi papel de hacer bulto, meterme entre bastidores, sin que me silben ni me aplaudan, sin que nadie se aperciba siquiera de mi salida.

Resultado de imagen de dibujos de becquer

El copo y la Rueca (1855) Gustavo A. Bécquer

bec6

Bizarrías (1855) Gustavo A. Bécquer

Sin duda la muerte estuvo presente en casi todos los momentos de su vida, pero lo fue de una manera irónica muy al estilo postromántico, gracias a ello y al aislamiento al que a veces tuvo que someterse pudo escribir lo que escribió. Tal como él dijo: 

 

“La soledad es el imperio de la conciencia”

 

 

 

La importancia de la perspectiva. Sergi Cadenas

Parecen dos personas, pero es la imagen de la misma mujer transformada por los años.

Parecen dos cuadros, pero es uno solo que va cambiando según la perspectiva del que lo mira.

Sergi Cadenas (Girona, 1972) es un pintor autodidacta que que empezó su trayectoria artística en el mundo del hierro forjado, en el negocio que su familia regenta desde hace varias generaciones. 

cad1

Sus cuadros al óleo son tridimensionales. Utiliza tiras verticales en donde pinta a cada lado de ellas un personaje que va cambiando según el ángulo por donde se mire.

Es un arte cinético que plantea la idea de dualidad y de relatividad de todo lo que nos rodea.

En sus obras no te siguen los ojos del personaje retratado, tú le sigues a él acompañándole en su transformación vital.

Es un mago que convierte a las niñas en gato.

cad4

Que es capaz de cambiar el sexo y la raza con solo andar unos pasos.

cad5

Así ocurre el milagro.

 

 

“Todo lo que escuchamos es una opinión, no un hecho. Todo lo que vemos es una perspectiva, no es la verdad”.

Marco Aurelio.

“La vida es curiosa, ¿no crees? A veces, cuando observamos las cosas al cabo de un tiempo o desde una perspectiva un poco diferente, algo que creíamos absurdamente esplendoroso y absoluto, algo por lo que renunciaríamos a todo para conseguirlo, se vuelve sorprendentemente desvaído. Y entonces te preguntas qué demonios veían tus ojos.“

Haruki Murakami.

Kirie. Solo con un papel y unas tijeras

El Kiri-e es un arte ancestral japonés que consiste en crear una obra plástica a partir de una hoja de papel, recortándola y contrastándola con un fondo negro.

ki3

Esta técnica ya se usaba hace más de mil años, era el Isi-Katagami y consistía en recortar  plantillas de papel para estampar los dibujos en los kimonos. se hacía con brochas consiguiendo así hermosos patrones.

ki6

El efecto que produce el Kirie es como el de una delicada puntilla, una filigrana, hecha con mucha habilidad y paciencia.

ki9

Resultado de imagen de kirie japones"

“La impaciencia entorpece el pensamiento y lo transforma en impulso. La paciencia es inteligencia, por lo tanto es equilibrio y armonía del espíritu”.

Norys Uribe Santana

 

 

 

Decidir entre el bien y el mal. Patinir

A Joachim Patinir (Belgica,1480-1524) se le conoce por ser el precursor de la pintura paisajística. En sus obras siempre hay figuras y una historia que contar, pero lo que llama la atención es la fuerza y la importancia de la naturaleza. Solo se conservan 29 de sus pinturas que todas son fácilmente reconocibles por su carácter simbólico, por sus figuras pequeñas y sus planos escalonados con un horizonte elevado lo que las hace casi panorámicas.

El paso de la laguna Estigia” es una de sus obras más interesantes. El barquero Caronte conduce a un alma frágil y desnuda su destino final. Las figuras están en el centro, pero a los lados hay dos posibilidades: A la izquierda está el paraíso con ángeles y edificios de cristal, estos no se ven bien, están ocultos por la vegetación, solo asoma un camino estrecho y difícil a través de las rocas. A su derecha la navegación es más fácil.

El infierno arde a lo lejos también oculto por la naturaleza. En la orilla hay árboles frutales y animales fantasmagóricos .

También hay una figura escatológica, que casi no se ve, un hombre defecando, que simboliza el pecado y el demonio, y que es un tema repetido en los cuadros de Patinir.

En el centro se plantea la gran decisión del hombre entre el bien y el mal. La decisión ya está tomada. Vemos como el barquero lleva la nave hacia la derecha, hacia el infierno. El alma lo sabe y dirige allí su mirada aunque no se imagina lo que se encontrará.

Esa es la historia, pero lo que más destaca en el cuadro no son las figuras, es la fuerza de los elementos, es el fuego, es sobre todo el agua.

Agua en calma en la laguna, transparente en el paraíso, negra en el infierno. Agua en las nubes de destrucción y vida.

Una curiosidad, Jorge Semprún (1923-2011) siempre quedaba en el Museo del Prado delante de este cuadro para mantener conversaciones en encuentros clandestinos durante los años de la dictadura. Fue tanta su admiración hacia esa tabla que la trama de una de sus novelas “La montaña blanca” estaba centrada en ella “El paso de la laguna Estigia” y en cuyo texto se refiere al azul-Patinir.

Resultado de imagen de la montaña blanca jorge semprún"

” …que seguía siendo el que solía ser, un azul fijo y loco, inalterable”.

Los que no se fueron

Hay un pueblo bellísimo de la sierra de Francia en Salamanca que está tapizado de retratos de personas. Es Mogarraz.

IMG_7330

Está en el Parque Natural de Las Batuecas y gracias a su aislamiento geográfico ha conservado intacto su encanto de villa medieval a través de los años.

Pero hoy además de por sus características arquitectónicas y paisajisticas es admirado porque en las paredes de sus casas están pintados muchos de sus antiguos habitantes.

IMG_7325

Todo empezó en 2012 con la exposición Retrata 2/388, un proyecto artístico de Florencio Maíllo.

Trescientas ochenta y ocho pinturas sobre chapas metálicas  reutilizadas, con las que antaño sus habitantes protegían las casas de las inclemencias climatológicas; fueron realizadas con la técnica de la encáustica, que consiste en mezclar cera caliente como  aglutinante con los pigmentos cromáticos para así resultar más densa y resistente.

IMG_7333

Florencio usó como referencia cada una de las imágenes que tomó Alejandro Martín en el otoño de 1967 cuando fotografió por encargo, frente a una sábana blanca en la bodega de sus padres, a casi toda la población mayor de edad de Mogarraz  para hacerse el carnet de identidad. El fotógrafo era un aviador del Ejército que años después se convirtió en el primer alcalde de la democracia de la localidad.

La muestra de Florencio Maíllo quiso homenajear a todas aquellas personas que en su mayoría no emigraron de la localidad.

IMG_7332

Cada cuadro de la obra está colocado en donde vivían sus protagonistas cuando fueron fotografiados o en donde residen actualmente. Los que no tenían casa propia o tuvieron que venderla recubren los muros de la iglesia.

1528395617_879919_1528401659_album_normal

Cuando acabó la exposición el artista regaló los cuadros a los vecinos  pero ninguno de ellos quiso descolgarla de las fachadas de sus casas. Incluso otras personas del pueblo quisieron ser pintadas. Hoy son más de seiscientos retratos los que habitan el pueblo como testigos mudos del presente y del pasado.

IMG_7337

La nostalgia del sol en los terrados,
en el muro color paloma de cemento
—sin embargo tan vívido—y el frío
repentino que casi sobrecoge.
La dulzura, el calor de los labios a solas
en medio de la calle familiar
igual que un gran salón, donde acudieran
multitudes lejanas como seres queridos.
Y sobre todo el vértigo del tiempo,
el gran boquete abriéndose hacia dentro del alma
mientras arriba sobrenadan promesas
que desmayan, lo mismo que si espumas.
Arte Poética (J. Gil de Biedma)

 

Dibujos que descubren la verdad. Lois Gibson

Antes el dibujo y la pintura servían para reproducir y conservar en el recuerdo paisajes y  personas, desde que apareció la fotografía en el siglo XIX su esencia cambió, pero sigue habiendo un tipo de dibujos en donde la reproducción para el recuerdo aún es crucial e insustituible. El dibujo forense.

Lois Gibson es una de sus máximas exponentes. Trabaja para la policía de Houston y esta es su historia.

Todo empezó con un suceso muy desgraciado. En 1971 y con 21 años fue asaltada y violada en Los Ángeles, fue tal el impacto que le provocó que no pudo ni denunciar los hechos, pero retuvo la cara de su agresor, poco más tarde y por casualidad le volvió a ver cuando era detenido por la policía por otro delito.

Años después se licenció en Arte y se dedicó a hacer retratos callejeros para poder sobrevivir. Se trasladó a Houston al enamorarse de un turista que posó para ella de modelo. Fue allí en donde un día se ofreció a colaborar con la policía al no poder olvidar su experiencia traumática. Desde 1989 Lois ha ayudado a identificar más de 1266 delincuentes.

lois 1

Al principio nadie creyó que aquella pintora pudiera resolver nada, sobre todo porque la gente cuando es agredida tiende a no querer recordar nada, pero ella no les preguntaba por la cara sino por la expresión, eso les desbloqueaba y así empezaba a dibujar.

 

lois3

Lois también puede reconstruir rostros a través del tiempo, con fotos de niños desaparecidos o dados en adopción ha ayudado a su identificación al poder dibujar su apariencia actual. Incluso a rescatar los rostros de personas asesinadas en el Holocausto gracias a los testimonios de familiares.

Hoy da clases en el Instituto de Arte Forense de Houston que fue fundado por ella.

Lois

«Tengo 68 años y te juro que no puedo dejar este trabajo. Soy una adicta. Es demasiado maravilloso poder detener asesinos con solo un dibujo». 

Spondylus. El oro rojo de los Incas

Hubo un tiempo, en otra cultura, que una criatura marina sublimó el ritual humano de la alimentación y se convirtió en el enviado de los dioses, los incas lo llamaban mullu, nosotros lo conocemos como spondylus.

Su color escarlata en el fondo del mar anunciaba la corriente del Niño, era el indicador, el augurio de lo que iba a pasar. Era la palabra de los dioses y además su regalo más preciado, su alimento divino.

imagen 4

En la cultura Chimú aquella concha roja con apófisis puntiagudas, no era solo un bien material. Era Dios. El tener uno confería  a quien lo poseía un elevado estatus social y espiritual. Cuando los conquistadores descubrieron la importancia que estos moluscos tenían para los incas recogieron muchos del fondo del mar ayudados por sus hombres y sus naves. Se los cambiaron por oro despreciando su significado y pensando que estaban haciendo un gran negocio. Los indígenas tampoco entendieron ese trueque y se rieron de esos hombres que querían cambiar los regalos de sus dioses por simples metales amarillos. Así se fue acabando el oro y el mensaje sagrado de los spondylus.

imagen 2

Sobre ellos Gaspar Burón y Carme García presentamos la instalación “Spondylus” en un lugar muy especial, en una pescaderia que a su vez es una sala de arte: “La Peixateria Sala de Creació Artística” de Sant Boi.

En ella se pretende recuperar el sentido de ese trueque espiritual. Imágenes, volúmenes y palabras para la gente que va a comprar pescado, que va a cambiar monedas por criaturas del mar, para que cuando absorban su esencia puedan ser pez, alga y spondylus; y así se produzca el gran intercambio. La fusión absoluta con todo lo creado.

IMG_7017

Carme García i Parra.

 

Arte entre peces

Qué mejor manera de acercar el arte al público que situarlo directamente en la vida, entre las cosas cotidianas, entre lo que queremos comprar para hacer la comida.
“La Peixateria. Sala de Creació Artística” es una pescadería y una sala de exposiciones, un lugar en donde se vende pescado y en donde mientras eliges, mientras esperas a que el vendedor limpie las espinas y lo prepare, se pueden admirar obras de arte relacionadas con el mar.
IMG_6945
En ella el vendedor es el guía, el iniciado que presenta los productos para comer y las obras artísticas para ser vistas y sentidas.
Este proyecto innovador funciona desde mayo de 2015 y realiza exposiciones periódicamente.

En noviembre de 2016 recibió el Premio Antoni Serra de Artes Visuales de reconocimiento cultural, otorgado por el Centre D’ Estudis Comarcals del Baix Llobregat.

La Peixateria, Sala de creació artística

El local está situado en la Ciudad Cooperativa de Sant Boi de LLobregat, muy cerca de Barcelona, en un barrio obrero construido para la emigración en la época de expansión en los años sesenta.
En ese vecindario no existen la salas de arte, la gente no está acostumbrada a visitarlas ni a disfrutar en ellas porque otras cosas se imponen en su vida, pero gracias a las exposiciones, allí el arte alimenta, da vida, vive en la calle entre las nubes y los charcos, se puede ver por la ventana.

Por eso es tan importante este concepto de sala de exposiciones que hasta el momento es único en Europa, porque acerca el arte a todo el mundo y lo hace a través de los peces y el mar como lugar de intercambio y de cultura, borrando la frontera entre el Arte y la Naturaleza.

IMG_6944

No hay descripción de la foto disponible.

Allí se multiplican los panes y los peces en una progresión que va más allá de las cifras aritméticas.

La próxima exposición programada tratará del intercambio, de los trueques que hacían los Incas con conchas marinas a las que consideraban lo más valioso de su mundo. De los Spondylus: El oro rojo. Pero esa será otra historia.

 

Una obra de arte en serie. Las cápsulas de tiempo de Andy Warhol

“Un artista es alguien que produce cosas que las personas no necesitan tener”. 

Fue a partir de 1974, Andy Warhol ( 1928- 1987) empezó a guardar todo aquello con lo que no sabía que hacer en cajas de cartón. Lo hacía en su casa, mientras trabajaba, en su escritorio, en su estudio. Guardaba en ellas  todo lo que le sobraba. Las cajas podían contener cualquier cosa: entradas usadas de cine, recortes de uñas de los pies, páginas de periódicos, obras no vendidas, pizzas a medio comer…

En su autobiografía lo explica así:

Deberías tener una caja cada mes, llenarla de cosas y al final del mes cerrarla. Luego, le escribes la fecha y la envías a Jersey. Deberías tratar de hacerle seguimiento, pero si no puedes y la pierdes de vista, está bien, porque será una cosa menos en la que tendrás que pensar y otra carga que le quitarás a tu mente… Yo comencé utilizando camiones, y piezas raras de mobiliario, pero decidí buscar algo mejor; ahora simplemente lanzo todo en cajas marrones de cartón”.

warh

Así llenó 610 cajas a modo de cápsulas de tiempo, porque cuando las cerraba las enviaba a un almacén para no ser tocadas nunca más. Lo que jamás llegó a saber es que aquella acumulación de objetos sin orden ni concierto se convertiría en una obra de arte en serie en sí misma, y que formaría parte de la colección permanente del Museo Andy Warhol de su ciudad natal de Pittsburgh.

En 1994, siete años después de su muerte, se empezó a catalogar todo el material, ocupó seis volúmenes y se inventariaron más de 10.000 objetos. Una cápsula podía contener a veces hasta unos 200 artículos totalmente heterogéneos: un diario de John Lennon, pelucas de colores, un pie momificado de 2.000 años, un trozo de pastel de cumpleaños de Caroline Kennedy…

warh3

En la exposición del Museo van rotando los contenidos de las cápsulas y en su blog se puede asistir a los momentos de la apertura de algunas de ellas. Un admirador pagó 30.000 dólares para poder abrir una.

Es una muestra que define totalmente a su artista, su manera de pensar, sus miedos, la necesidad compulsiva de la acumulación y su angustia. En el fondo todas las cajas nos hablan de la muerte y de su miedo a desaparecer.

Warhol era un hipocondríaco desde niño. No le gustaban los médicos ni soportaba los hospitales. Por desgracia tuvo que ingresar de urgencia y necesitar un quirófano en 1968 tras ser herido de  bala por una artista amiga Valerie Solanas a la cual había perdido el libreto de una de las obras que le había dejado. Desde entonces retrasó siempre todo lo que pudo la atención médica. Pero en 1987 los terribles dolores que le producían las piedras que tenía en la vesícula le obligaron a volver a pasar por quirófano para extraérsela. La operación fue bien. Él murió al día siguiente de un infarto.

Algunas de las cajas aún siguen cerradas.

“La idea no es vivir para siempre, la idea es crear algo que si lo haga”. A.W.

 

 

Alphonse Mucha. “La belleza, la verdad y el amor”

«Prefiero crear imágenes para la gente a producir arte como un fin en sí mismo».

Alphonse Mucha, (Praga, 1860-1939) .Pintor, escultor, fotógrafo, humanista, filósofo, político, masón…. Fue uno de los principales impulsores del Art Nouveau a finales del siglo XIX.

A. Mucha comenzó su carrera como ilustrador en 1887 tras mudarse a París, allí su vida cambió totalmente al conocer a Sarah Bernnhard y realizar para ella los carteles de la obra Gismonda para el Théâtre de la Renaissance. Gustaron tanto que la gente los arrancaba y se los llevaba a su casa.

Después de eso firmó un contrato de seis años con la artista y se convirtió en el ilustrador de las grandes marcas de la época como  Moët Chandon, Cycles Perfecta, Chocolates Atmeller, etc…Póster Moet & Chandon

Como buen representante del Art Nouveau dibujaba formas ondulantes, flores, aves, jóvenes hermosas, para expresar los sentimientos más íntimos y como necesidad espiritual.

“El maravilloso poema del cuerpo humano (…) y la música de los trazos y los colores que brotan de las flores, hojas y frutos son los maestros más evidentes de nuestros ojos y nuestro gusto”.

Pero él no solo se quedó con eso, buscó en la filosofía y en la masonería una nueva perspectiva en la vida difundiendo las tres virtudes fundamentales en la evolución del ser humano: la belleza, la verdad y el amor.

“El arte es la expresión de los sentimientos más íntimos…una necesidad espiritual”

mucha1

Sus composiciones estéticas son excepcionales, pero hay algo que lo hace aún más valioso, es el compromiso político que tuvo con su país, Checoslovaquía.

Entre 1911 y 1926 se encerró en un castillo para realizar su proyecto más ambicioso: la “Epopeya eslava”, veinte cuadros monumentales en los que fue mostrando la historia y el espíritu de su pueblo. En 1928 los donó al Ayuntamiento de Praga con motivo del décimo aniversario de la independencia de Checoslovaquia. También diseñó sellos, postales, billetes de banco y muchos documentos gubernamentales para la nueva nación.

Sus contemporáneos no lo entendieron, era la época del cubismo y ya apuntaba el surrealismo en la pintura. ¿Qué hacía ese viejo pintando cuadros monumentales e históricos? A. Mucha estaba reafirmando su identidad como checo y el amor por sus raíces y su familia.

Cuando los tanques alemanes entraron en Praga en marzo de 1939 la Gestapo lo apresó y lo torturó. Murió cuatro meses después el 14 de julio de 1939, a los 79 años, de una pulmonía, muy poco antes de que empezara la Segunda Guerra Mundial. Su última pintura fue “El juramento de unión de los eslavos”.

 

ju

¿Quién dijo que su pintura era frívola, estética, que trabajaba para la publicidad?

Mucha- Winter_Night_1920_60x73cm