¿Que yo me contradigo?

¿Que yo me contradigo? Pues sí, me contradigo. Y, ¿qué? (Yo soy inmenso, contengo multitudes).

Esta frase es de Walt Whitman (1819-1892), uno de los mayores poetas estadounidenses que también  fue enfermero voluntario, ensayista, periodista y humanista. Sobre todo es conocido por uno de sus poemas dedicado a Abraham Lincon en el que habla de él sin mencionarlo, solo con metáforas. Seguro que recordáis la película “El club de los poetas muertos”:

¡Oh Capitán, mi Capitán. Nuestro azaroso viaje ha terminado.

Pero no quiero hablar de su obra épica sino de su poesía cotidiana, la que habla del hombre, de los animales, de la religión, del sexo. De su profundo amor por la vida, de su positivismo y de su alegría.

De su poema “Hojas de hierba”:

 

Creo que una brizna de hierba, no es inferior a la jornada de los astros
y que la hormiga es perfecta,
y que también lo son el grano de arena y el huevo del zorzal,
y que la rana es una obra maestra, digna de ser significada
y que la zarzamora podría adornar los salones del cielo,
y que una vaca paciendo con la cabeza baja, supera a todas las estatuas,
y que un ratón es un milagro capaz de asombrar a millones de incrédulos.
Y que la menor articulación de mi mano, puede humillar a todas las máquinas.
Quédate conmigo este día y esta noche y poseerás el origen de todos los poemas.
Creo en ti alma mía, el otro que soy no debe humillarse ante ti ni tú debes humillarte ante el otro.
Retoza conmigo sobre la hierba, quita el freno de tu garganta.

 

De “UN CANTO A MI MISMO”.

 

CANTO A MI MISMO

                         1
Me celebro y me canto a mí mismo.
Y lo que yo diga ahora de mí, lo digo de ti,
porque lo que yo tengo lo tienes tú
y cada átomo de mi cuerpo es tuyo también.
Vago… e invito a vagar a mi alma.
Vago y me tumbo a mi antojo sobre la tierra
para ver cómo crece la hierba del estío.
Mi lengua y cada molécula de mi sangre nacieron aquí,
de esta tierra y de estos vientos.
Me engendraron padres que nacieron aquí,
de padres que engendraron otros padres que nacieron aquí,
de padres hijos de esta tierra y de estos vientos también.
Tengo treinta y siete años. Mi salud es perfecta.
Y con mi aliento puro
comienzo a cantar hoy
y no terminaré mi canto hasta que muera.
Que se callen ahora las escuelas y los credos.
Atrás. A su sitio.
Sé cuál es su misión y no la olvidaré;
que nadie la olvide.
Pero ahora yo ofrezco mi pecho lo mismo al bien que al mal,
dejo hablar a todos sin restricción,
y abro de par en par las puertas a la energía original de la naturaleza
desenfrenada.

Versión de: León Felipe

De “A UN EXTRAÑO”

 

“¡Desconocido que pasas! No sabes con cuánto ardor te contemplo,
Debes ser el que busco, o la que busco (esto me viene como en sueños),
Seguramente he vivido contigo en alguna parte una vida de gozo,
(…)
No debo hablarte, debo pensar en ti cuando esté sentado solo o me despierte solo en la noche,
Debo esperar, no dudo que te encontraré otra vez,
Debo cuidar de no perderte”.

Me es difícil elegir entre sus poemas, no compartir: “No te detengas” (No dejes que termine el día sin haber crecido un poco…), “Sobre él, a quien amo día y noche”.

Muy difícil, pero hay un fragmento de Canto a mi mismo que me encanta:

                 

Quédate hoy conmigo,
vive conmigo un día y una noche
y te mostraré el origen de todos los poemas.
Tendrás entonces todo cuanto hay de grande en la Tierra y en el Sol
(existen además millones de soles más allá)
y nada tomarás ya nunca de segunda ni de tercera mano,
ni mirarás más por los ojos de los muertos,
ni te nutrirás con el espectro de los libros.
Tampoco contemplarás el mundo con mis ojos
ni tomarás las cosas de mis manos.
Aprenderás a escuchar en todas direcciones
y dejarás que la esencia del Universo se filtre por tu ser.

 

Y todo lo que puedo hacer es intentarlo

All I can do. Es una canción de Ben Kendrick. La primera vez que la oí fue en la banda sonora de un anuncio que me llamó la atención. Pensé que traería cola (el anuncio), pero enseguida me atrapó la canción:

Quizás es porque también soy de las que me pregunto: ¿Pero en realidad de qué estoy huyendo?

Recuperé el anuncio en internet. Era de unos conocidos supermercados alemanes y, sí, leí que había sido muy polémico, Había muchas personas a favor  por fomentar los hábitos saludables de alimentación, y muchas otras en contra por lo que se podía considerar una discriminación y estigmatización hacia las personas obesas.

Entiendo el porqué de las dos posturas. Pero yo no lo veo así. Para mi la canción y la pequeña historia son un alegato a la libertad, a los que persiguen una ilusión e intentan conseguir lo que quieren cuando lo desean de verdad. Eso obliga a enfrentarse a la mediocridad de los demás, al pensamiento único:

 

No comparto totalmente la frase final: Come como lo que quieras ser. La cambiaría por algo más o menos así:

Piensa como lo que quieras ser, lo demás vendrá solo.

aguila

 

LAS PEQUEÑAS VIRTUDES

Este pequeño gran libro de Natalia Ginzburg (Palermo 1916- Roma 1991) está compuesto por once articulos que fueron escritos en diferentes años y lugares. Son ensayos autobiográficos que no están ordenados cronológicamente ni tienen un estilo uniforme. Eso le da un valor añadido porque Ginzburg nunca corregía sus obras después de haberlas escrito y hace que  sean reflexiones espontaneas que muestran como le afectaban los acontecimientos de la vida:  la dictadura de Mussolini, la Guerra, la perdida de su marido en la cárcel, el exilio.  Lo hace de una manera distante, pero a la vez muy próxima, sin términos grandilocuentes ni afectados.

Habla de la manera de hacer el fuego de la chimenea en los hogares, de cómo eso era lo que diferenciaba a los pobres de los ricos. Habla de los zapatos rotos, de cómo se acostumbró a vivir con ellos porque si los hubiera llevado al zapatero hubiera tenido que pasarse dos días en casa sin poder salir. De los sueños:

“Los sueños no se realizan jamás, y apenas los vemos rotos, comprendemos de pronto que las mayores alegrías de nuestra vida están fuera de la realidad”.

mano-magia-luz

Habla de la guerra:

“No nos curaremos nunca de esta guerra. Es inútil. Jamás volveremos a ser gente serena, gente que piensa y estudia y construye su vida en paz. Mirad lo que han hecho con nuestras casas. Mirad lo que han hecho con nosotros. Jamás volveremos a ser gente tranquila.

De lo importante que fue en su vida la pasión por la escritura, su manera de crear:

“Cuando uno escribe un cuento, debe poner en él lo mejor de lo que posee y de lo que ha visto, lo mejor de todo lo que ha recogido en su vida”.

Y sus dudas a la hora de hacerlo y compatibilizarlo con ser madre que nos las transmite en “Mi oficio” (Otoño 1949) :

“Los niños me parecían demasiado importantes para que una se pudiera perder detrás de estúpidas historias, de estúpidos personajes embalsamados. Pero sentía una feroz nostalgia y a veces, de noche, casi lloraba recordando lo bonito que era mi oficio. Pensaba que volvería a él algún día , pero no sabía cuándo; pensaba que tendría que esperar a que mis hijos llegaran a hombres y se separaran de mí. Porque el que tenía entonces por mis hijos era un sentimiento que aún no había aprendido a dominar. Pero luego lo aprendí poco a poco. Y no tardé tanto como creía”.

Natalia

Habla también de lo difícil que era escribir como mujer y de sus intentos para ocultarlo:

“La ironía y la perversidad me parecían armas muy importantes en mis manos; me parecía que me servían para escribir como un hombre porque entonces deseaba ardientemente escribir como un hombre, me daba pavor que a través de las cosas que escribía se pudiera inferir que era mujer. Los personajes que creaba eran casi siempre hombres, para que fueran distintos y lo más alejados posible de mí.”

Su contradicción con el oficio al que considera un amo que grita y nos condena, al que hay que  servir cuando él nos lo pide:

“Entonces nos ayuda también a mantenernos de pie , a mantener los pies bien firmes en la tierra, nos ayuda a vencer la locura y el delirio, la desesperación y la fiebre. Pero quiere ser él el que mande, y se niega siempre a oírnos cuando le necesitamos”.

621bbbdd-b98e-441c-97a4-ebd1158df1ad

El último relato es el que da título al libro: “Las pequeñas virtudes” (Primavera 1960). En él nos transmite sus valores. Es su testamento vital:

“Por lo que respecta a la educación de los hijos, creo que no hay que enseñarles las pequeñas virtudes sino las grandes. No el ahorro, sino la generosidad y la indiferencia hacia el dinero; no la prudencia, sino el coraje y el desprecio por el peligro; no la astucia , sino la franqueza y el amor por la verdad; no la diplomacia, sino el amor al prójimo y la abnegación; no el deseo del éxito, sino el deseo de ser y de saber.

Sin embargo, casi siempre hacemos lo contrario. Nos apresuramos a enseñarles el respeto a las pequeñas virtudes, fundando en ellas todo nuestro sistema educativo. De esta manera elegimos el camino más cómodo, porque las pequeñas virtudes no encierran ningún peligro material, es más, nos protegen de los golpes de la suerte.”

 

 

pequeñas virtudes

Es difícil hacer una selección de los parágrafos que emocionan más, pero quiero destacar uno que me ha impactado un poco más que los otros. Habla de la relación de los padres con los hijos y acaba diciendo algo muy simple pero que para mí es una gran verdad:

“Ellos no nos pertenecen, pero nosotros sí les pertenecemos a ellos, y eso es bueno que lo sepan para que puedan buscarnos en el cuarto de al lado cuando nos necesiten. Lo demás suele venir por sí solo, pues “el amor a la vida genera amor a la vida”.

 

 

 

 

 

¿CÓMO PUEDO LLAMAR TU ATENCIÓN?

Llamar la atención es una parte esencial para conseguir pareja, sobre todo cuando vives en el océano y eres un pez pequeño y anodino. Has de ser artista o hacer milagros. 

pez 2

Este pez globo japonés hace las dos cosas, dibuja círculos en la arena de unos dos metros de diámetro en el fondo marino. Los submarinistas de la zona los llamaban “los círculos misteriosos” porque no sabían cómo se formaban. En 2011 investigadores de la revista científica Nature identificaron una clase de pequeño pez globo de unos 12 centímetros del género Torquigener  muy diferente a sus parientes y que solo ha sido visto al sur de la isla Amami-Oshima en la zona subtropical de Japón.

pez foto

Estos dibujos los hacen solo durante la época del apareamiento. Los realizan moviendo únicamente las aletas. El proceso puede durar más de una semana. Cuando acaban el círculo decoran los montículos con restos de conchas y corales  para que su estética atraiga a la hembra.  Si hay suerte esta se acerca acerca al círculo y se sitúa en el centro, en donde el macho acude a su encuentro con movimientos relampagueantes. Todo pasa en menos de un minuto. La hembra ha de decidir si se va o si deja allí sus huevos y los cuida durante seis días. Poco tiempo después el mar y sus corrientes destruirán el dibujo y el macho volverá a iniciar su ritual en un sitio diferente.

La edición digital de la BBC ha conseguido mostrarnos las imágenes. Son algo más de tres minutos que nos regalan una historia excepcional:

Y así la vida vuelve a empezar una y otra vez. Porque como Rumi decía en su poema “El círculo” : No hay fin para algo redondo.

DIECISIETE HAIKU

El haiku es una de las formas más bellas de la poesía japonesa. Según la tradición se trata de un poema corto de diecisiete sílabas que se escriben en tres versos sin rima de 5, 7 y 5 sílabas, respectivamente. Versan sobre la naturaleza, la vida cotidiana, las estaciones del año (kigo) y en ellos se encadenan nostalgia, humor, incluso la filosofía procedente de la sabiduría Zen. Su aparición se remonta al siglo XVI.

Pero no solo se escribieron en aquella época y en el Japón. Los grandes poetas occidentales también compusieron haikus.

Me he permitido la libertad de jugar con las cifras mágicas que los forman y de presentar un haiku de haikus con:

Cinco de Bennedetti, siete de Borges y cinco de O. Paz.

lagos-helados-14

Mario Benedetti

      1

Los pies de lluvia
nos devuelven el frío
de la desdicha.

   2

Las religiones
no salvan / son apenas
un contratiempo.

3

Después de todo
la muerte es sólo un síntoma
de que hubo vida

4

Las hojas secas
son como el testamento
de los castaños.

5

Lo peor del eco
es que dice las mismas
barbaridades.

lotos

Jorge Luis Borges

1

¿Es un imperio
esa luz que se apaga
o una luciérnaga?

2

Algo me han dicho
la tarde y la montaña.
Ya lo he perdido.

3

La vasta noche
no es ahora otra cosa
que una fragancia.

4

¿Es o no es
el sueño que olvidé
antes del alba?

5

Callan las cuerdas.
La música sabía
lo que yo siento.

6

Hoy no me alegran
los almendros del huerto.
Son tu recuerdo.

7

Lejos un trino.
El ruiseñor no sabe
que te consuela.

haikus pajaros

Octavio Paz

1

Hecho de aire
entre pinos y rocas
brota el poema.

2

Troncos y paja:
por las rendijas entran
Budas e insectos.

3

Sobre la arena
escritura de pájaros:
memorias del viento.

4

Luna, reloj de arena:
la noche se vacía,
la hora se ilumina.

5

El mundo cabe
en diecisiete sílabas:
tú en esta choza.

japon

 

The Versatile Blogger Award. Gracias por el premio

¡Hola a tod@s! ¡Gracias Odilón! 

https://poetadagarrafa.wordpress.com

Gracias por la confianza y el reconocimiento, por facilitar la difusión de los blogs  que uno considera interesantes y hacer que estos nominen a su vez a sus favoritos creando una cadena de escritos y comentarios acerca de la vida y del arte muy enriquecedores.

Aquí van mis nominados:

https://davidnez.wordpress.com/

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/

http://lalibreriadechelo.wordpress.com/

https://elbarroquista.com/

https://malctg.wordpress.com/

https://elambigudelyoga.wordpress.com/

https://gorriondeasfalto.com/

https://littlecatonthemoon.wordpress.com/

https://acuarela.wordpress.com/

http://eltiempohabitado.wordpress.com/

https://juniorprimero.wordpress.com/

https://ernestocapuani.wordpress.com/

Estos son algunos de los muchos blogs que sigo, que me alegran los días y que recomiendo que visitéis. Creo que he puesto 10+2, pero es que es muy difícil elegir.

¡Ah, son 10+3!  También para un blog muy nuevo, pero que empieza fuerte:

https://lamaletademaxweb.wordpress.com/

Los nominados para el premio The Versatile Blogger Award han de designar a su vez a diez blogs para el concurso y comentar siete cosas sobre uno mismo al final del post.

Mis siete cosas:

1- Adoro los animales, cada vez más, incluidos los insectos.

2- Cuanto más vieja me hago (y eso pasa cada día) menos tiempo tengo.

3- Cuanto menos tiempo tengo, más lo aprovecho.

4- Cada día valoro más todo lo que me hace reír.

5- Soy una andadora compulsiva. Andar sirve para todo, para pensar, para escribir, para ordenarse…

6- Me encantan los árboles rojos:

haiku japon

7- Estas son mis siete cosas de hoy, mañana pueden ser otras.

Muy buena semana para todos.

Carme

 

Moving en el siglo XIII

Una de las ventajas de viajar en mayo es que hay poco turismo y a veces tienes la gran suerte de encontrar a alguien que te explica las cosas en exclusividad. Así pasó en el Palacio de los Papas de Viterbo. La historia empieza así:

Corría el año 1268. El Papa Clemente IV acababa de fallecer en Viterbo, que era en dónde estaba la sede papal, y como era la costumbre veinte cardenales (en este caso diecinueve) se reunieron en la ciudad para determinar quién sería el próximo Papa. La decisión no era fácil porque estaban divididos entre los partidarios del rey de Nápoles, Carlos de Anjou, que favorecía a Francia, y la elección de un Papa italiano afín a los intereses de Roma. Las votaciones se hacían diariamente, pero no se ponían de acuerdo. Así pasó casi un año.

Para la ciudad de Viterbo el coste de aquella indecisión empezó a ser inasumible porque cada cardenal vivía en un palacio de la ciudad acompañado por  un numeroso séquito de servidores, soldados y familiares, y su toda su manutención junto con su pompa y boato corría a cargo de la ciudad. Los cardenales entraban y salían libremente para ir a votar al palacio cada día. Para forzar la decisión Alberto de Montebuono, en compañía del Capitán del pueblo Raniero Gatti, ordenó la clausura de los purpurados para aislarles del ruido del mundo en lo que hoy se conoce como Sala de los Papas.

Viterbo-Inside_Papal_Palace

De ahí viene lo que ahora se conoce como cónclave (“clausi cum clave”). Tampoco funcionó y los magistrados optaron por racionarles los alimentos y el agua. No solo eso, también se retiró parte del techo para que estuvieran expuestos a los rigores climatológicos del Lazio italiano, muy caluroso en verano y extremadamente frío en invierno. La tradición oral dice que las condiciones higiénicas eran penosas y que era muy frecuente ver a los cardenales hacer sus necesidades por las ventanas. Tres de ellos murieron, pero nada cambió.

viterbo-palazzo-dei-papi-1420-0001

Con los recursos de la ciudad agotados, en septiembre de 1271, casi tres años más tarde,  Felipe III de Francia obligó de una manera “enérgica” a formar un comité de seis cardenales. A las dos horas decidieron.

Conclave-

Tebaldo Visconti sería el nuevo Papa. No importó que no fuera sacerdote ni que en aquellos momentos se encontrara en Tierra Santa, en plena octava cruzada. El 27 de marzo de 1272, tres años y cuatro meses después, se proclamó Papa  con el nombre de Gregorio X.

gregorio marco polo

 

Una de las primeras medidas de su ministerio fue promulgar la constitución Ubi periculum, que regulaba el sistema de elección de Papa por los cardenales obligándoles a un encierro de diez días después de la muerte del pontífice restringiendo progresivamente la cantidad de alimentos hasta que se tomara la decisión. Así se instauró definitivamente la figura del cónclave que en muchos de sus aspectos se mantiene hasta nuestros días.

Cuando la guía acabó de enseñarnos el sitio histórico, aún alucinados por el entorno y por la historia nos habló muy bajito, casi al oido, a pesar de que sus oyentes éramos solo dos y nos dijo:

Según la tradición oral, la sala del cónclave es esta, pero en 2014 se descubrió por casualidad otra estancia que tiene muchas posibilidades de ser la real. Yo no les he dicho nada.

Vera-sala-conclave-01

Conseguí encontrar la noticia y la foto en internet. Fue una lástima porque eso te hace dudar de la verdad. Si es que hay verdad y mentira.

Porque como decía Napoleón: “¿Qué es la historia? Una sencilla fábula que todos hemos aceptado”.

 

¿Cuánto tiempo es para siempre?

Cada vez que releo Alicia encuentro cosas maravillosas. Es un clásico, no sólo de la literatura juvenil, sino de la literatura en general. Es un libro en dónde lo lógico es lo fantástico y lo absurdo es lo normal. Es como un sueño con animales que hablan, es la entrada en el inconsciente a través de una madriguera. Son las prisas por llegar para ir a ningún sitio. La incertidumbre del crecimiento y la adolescencia. El hacerse grande o pequeño según te nutras de una cosa o de otra. La reina que decapita todo lo que no le gusta.

Es un libro juego y a la vez un libro serio que tiene frases geniales, impagables:

alice

-No sabía que los gatos de Cheshire estuvieran siempre sonriendo. En realidad, ni si quiera sabía que los gatos pudieran sonreír. (Alicia).

-Me pregunto si he cambiado en la noche. Déjame pensar. ¿Era la misma persona cuando me levante esta mañana? Casi pienso que puedo recordar sentirme un poco diferente. Pero si no soy la misma, la siguiente pregunta es ¿quién soy en el mundo? ¡Ese es el gran puzzle! (Alicia).

-Siempre llegarás a alguna parte si caminas lo bastante. (Gato de Cheshire).

-Creo que sí, que has perdido la cabeza, estás completamente loco. Pero te diré un secreto: las mejores personas lo están. (Sombrerero).

-Comienza por el principio y luego continúa hasta que llegues al final. Entonces para. (Rey).

-Me doy a mi misma buenos consejos, pero rara vez los sigo. (Alicia).

-Un autor no entiende necesariamente el significado de su propia historia mejor que los demás.

-Es un tipo de memoria muy pobre la que solo funciona hacia atrás.

-La imaginación es la única arma en la guerra contra la realidad.

-Si no sabes donde vas cualquier camino te llevará allí.

conejo dali

Y una frase que me encanta:

Alicia:  ¿Cuánto tiempo es para siempre?

Conejo blanco:  A veces, solo un segundo.

Alicia

Alicia en el País de las Maravillas. Lewis Carroll (1865)

 

 

EL SALÓN DE LOS RECHAZADOS

El impresionismo fue una revolución, un saltarse los cánones; fue volver a lo auténtico, a pintar en libertad y en la naturaleza, y claro, los académicos apoyados por todo lo oficial, condenaron el movimiento desde sus inicios.

Uno de los acontecimientos pictóricos más valorados del siglo XIX era el Salón de París que estaba patrocinado por el Estado Francés, pero en el año 1863 el jurado rechazó más de 3000 obras y los artistas se indignaron. Nunca antes había pasado nada igual. Fue tal el revuelo del veredicto que Napoleón III decretó que los pintores rechazados pudieran exponer sus obras en un anexo al Salón oficial. Muchos críticos, y el público también, fueron a visitarlo para ridiculizar a los rechazados. Incluso Émile Zola incorporó un relato novelado del escándalo de 1863 en su novela La obra (1886). Pero en aquel Salón se expusieron obras que cambiaron la manera de ver el mundo y fueron tan magníficas como el  Desayuno sobre la hierba de Manet, y Chica de blanco de J. McNeil Whistler.

De blanco

No todo fueron comentarios negativos, algunos intelectuales y críticos legitimaron el movimiento y eso hizo que los artistas se organizaran para hacer exposiciones conjuntas en una sala que el fotógrafo Nadar les prestó en París. Se realizaron ocho. La primera fue en 1874. En ella un cuadro de Claude Monet dio nombre al movimiento.

Impresion sol naciente

Impresión del sol naciente.

En las  ocho exposiciones Impresionistas expusieron sus obras:  P.Cézanne, E.Degas, B. Morisot, C. Pissarro, P.A. Renoir, A Sisley entre muchos otros.

 

Esta es una historia que da que pensar. ¿Qué habría pasado si nadie les hubiera reconocido, si no les hubieran dado una oportunidad? Seguramente nada, porque lo que tiene valor siempre se abre paso solo, tarde o temprano, o así debería ser. 

Cantos de Rechazo

Annise Koltz

 

Abatid mis ramas

cortadme en pedazos

las aves continúan cantando

en mis raíces

Con las piedras arrojadas

contra mí

he construido los muros

de mi casa.

rechazo

Porque cualquier rechazo puede ser un sol naciente.

 

BOMARZO. El pueblo, el jardín y el libro

Bomarzo es un pueblo del Lazio italiano con pasado etrusco, romano y medieval en donde la familia Orsini tenía una de sus residencias principales. En 1552 el Duque Vicino Orsini, reconstruyó el castillo haciéndolo inexpugnable y ampliándolo hasta incluir alguna de las casas del pueblo en él. Encargó a Pirro Ligorno (que después de la muerte de Miguel Ángel trabajaría en San Pedro de Roma) la creación de un jardín con colosales esculturas de piedra (casi cuarenta) llenas de símbolos y de enigmas. Hoy es un pueblo con numerosas casas en venta que vive de los recuerdos del pasado y sobre todo de los visitantes del jardín de los monstruos o Bosque Sacro. En el castillo hay un museo y se pueden visitar las estancias de la familia Orsini.

A veces en el arco de una de las puertas del castillo, en la fachada principal, se puede ver ropa tendida al sol, y es que alguno de los habitantes del pueblo sigue viviendo en él.

img_bomarzo castillo.jpg

Bomarzo tiene un jardín de diez hectáreas poblado por monstruos pétreos, un bosque que al principio se llamó sacro, no por ser sagrado sino por ser maravilloso y que al caer en el abandono pasó a ser conocido por “El jardín de los monstruos”. Se dice que  Vicino Orsini lo hizo construir  tras la muerte de su esposa Julia Farnese como homenaje póstumo. En él se exalta la vida en oposión con la muerte a través de dos mitos inseparables: Marte/ Hércules y Ceres/Proserpina. A la entrada una inscripción en un monolito dice así: “Solo para que el corazón se desahogue”. 

Estas son algunas de las esculturas:

sirena

ovejas

Una sirena con dos colas, un ogro en el que se puede vivir dentro…

Elefantes, duendes, gigantes…

94c5f-jardin-bomarzo-3

Y una casa en donde se entra por una puerta aparentemente normal, pero que está inclinada, lo cual hace que sea imposible descansar y vivir. Una inscripción nos la presenta como : “El reposo de nuestra alma racional”

Bomarzo es un libro de Manuel Mujica Lainez

Lo leí a los dieciséis años de un tirón, casi sin respirar. Me sedujo desde la primera palabra llevándome de la mano por la Edad Media, el Renacimiento, la coronación de Carlos V en Bolonia, la batalla de Lepanto…

Relata la vida de Vicino Orsini, personaje atormentado y cruel, pero a la vez culto y refinado que fue el segundo hijo de Corrado Orsini; al nacer contrahecho y deforme fue rechazado por su padre, pero por obra del destino llegó a ser el duque de Bomarzo.  Gracias a la magnífica prosa de Mujica Lainez pude saborear los manjares que ellos comían, oler la fragancia del bosque, los hedores de la muerte, admirar y tocar la suavidad de la seda, los brocados… En una palabra: pude estar allí. A la vez es una novela crítica con la política, con la religión, con la intolerancia.

Era tal el buen recuerdo que al programar un viaje a Viterbo pensé visitar el jardín de Bomarzo y me propuse volverlo a leer. Me llevé una sorpresa. Cuando empecé me costó avanzar, entender una prosa tan rica y tan llena de descripciones preciosistas. Me cansaba. ¿Cómo podía ser? ¿Por qué antes, mucho más joven,  me había encantado?   Me forcé a seguir a pesar del esfuerzo, de la extensión del libro y del poco tiempo del que disponía. Al final entendí el porqué. Las obras que leemos ahora, los planteamientos argumentales, la velocidad de la prosa, la falta de detalles, lo que se sobreentiende, los finales poco explícitos; hacen que leer sea diferente, que cueste pasar por una puerta más estrecha.

Sí, al final he entrado. He recuperado la capacidad de encantamiento de mis dieciséis años y le doy gracias a Bomarzo, al pueblo, al jardín y al libro por llevarme allí.

Voy por la mitad, lo estoy leyendo poco a poco para que me dure más. Ha vuelto a pasar, como dice la cita de Dante que está grabada en la boca del Ogro.“Cada pensamiento vuela”.

 

 

ogro

boca