Novela

El padre de Peter Pan

El autor de Peter Pan, James Matthew Barrie (1860-1937), tampoco pudo crecer mucho, medía poco más de metro cincuenta de estatura. Fue diagnosticado de  “Enanismo psicosocial” que se define como el retraso en el crecimiento por deprivación afectiva en la infancia, y que está asociado al deseo de ser por siempre niño y no crecer.

J.M. Barrie nació en Kierremuir (Escocia)  en el seno de una acomodada familia victoriana. Cuando tenía seis años, su hermano David, de trece, y el favorito de su madre, murió. Ella nunca se recuperó de la pérdida e ignoró a J. M. llegándole a llamar por el nombre de su hermano y solo haciéndole caso cuando se ponía las ropas de David. Esto marcaría toda su vida que empezó a cambiar cuando se estableció en Londres y se centró en la literatura.

Barrie fue un autor de éxito gracias a “El admirable Critchon”, “Margaret Ogilvy.”  También escribió entre otras obras “Calle Quality” (1901), “Lo que saben todas las mujeres” (1908) y “David” (1936).

Su obra más conocida: Peter Pan primero nació como cuento oral y en 1904 se representó como obra de teatro en Londres. En 1911 Barrie publica la novela y dona sus derechos al Hospital Infantil de Londres.

A Barrie le gustaba pasear por el parque de Kensington, allí conoció a Margaret una niña de 4 años que le llamaba “friendy” por su dificultad en pronunciar las erres de ahí su nombre Wendy y que a su muerte, a los seis años, inmortalizó en Peter Pan.

También conoció allí a los cinco hijos del matrimonio Lewellyn Davies a los que adoptó cuando murieron sus padres y en los que se inspiró para escribir Peter Pan. Tres de ellos murieron trágica y prematuramente: George, en la Gran Guerra, Michael ahogado junto a un amigo en el río, y Peter, que era al que todo el mundo llamaba Peter Pan, que se suicidó lanzándose al Metro de Londres en la estación de Sloane Square.

peter pan

Estas son algunas de sus frases:

Los sueños se pueden hacer realidad, si lo deseas lo bastante fuerte. Puedes tener cualquier cosa en la vida, si puedes sacrificar todo lo demás.

Cada vez que un chico dice “no creo en las hadas” hay un hada en algún lado que cae muerta.

Cuando el primer bebé se rió por primera vez, su risa se rompió en mil pedazos y éstos se esparcieron y ése fue el origen de las hadas.

Nada pasa, después de los 12 años, que importe mucho.

J._M._Barrie_in_1902

James Matthew Barrie falleció en junio de 1937 de neumonía y fue enterrado en su ciudad natal escocesa, Kirriemuir junto a sus padres y dos de sus nueve hermanos. Legó todo su patrimonio (excepto las ganancias de Peter Pan que se destinaron al Hospital infantil Great Ormond) a su secretaria Cynthia Asquith.

 

 

Anuncios

Todas las mañanas del mundo

“Todas las mañanas del mundo son caminos sin retorno”

Noche de verano en el monasterio de Poblet. El concierto está a punto de empezar, las entradas están agotadas hace semanas, se han tenido que añadir varias filas de sillas en el refectorio para poder acoger a más gente.

La ocasión lo merece, Jordi Savall con su viola de gamba del siglo XVII tocará la música de Sainte-Colombe, de Marais y de Couperin, tan famosas gracias a la pelicula “Todas las mañanas del mundo”.

Es una conjunción de Ases, un póker sublime: Los músicos de la corte de Luis XIV,  La pelicula de Alain Corneau , el libro de Pascal Quignard  y Jordi Savall con su viola de gamba de siete cuerdas original, fabricada por Barak Norman, uno de los más famosos luthiers de Londres en 1697.

El libro es una pequeña maravilla, pequeña porque tiene 103 páginas, maravilla porque a través de las palabras llega al corazón de la música.

Empieza así:

En la primavera de 1650 la señora de Sainte Colombe murió. Dejaba dos hijas de dos y seis años de edad. El señor de Sainte Colombe jamás se consoló de la muerte de su esposa. La amaba. Fue en esa ocasión cuando compuso La tumba de los lamentos…

 

La música es un lenguaje, un lenguaje que puede devolver la vida a los muertos. Es el testamento vital de Sainte Colombe que cede sus secretos y parte de su música a Marin Marais.

Estas son parte de las Folias de España de Marin Marais.

 Jordi Savall copió a mano en una vieja partitura del s. XVII la obra de Sainte Colombe “Les Pleurs” y se la regaló a Pascal Quignard cuando se empezó a rodar la película de Alain Corneau. Le puso esta dedicatoria:

“Para Pascal como recuerdo de un sueño”.

A veces, los sueños trascienden la noche que los acoge.

 

Cuando contemos hasta diez se nos pasará

1- Ocho personas que se reúnen cada martes para escribir.

2- Un local: Margarita Blue.

3- Una mesa larga, papel, bolígrafos, oredenadores…

4-Una pareja que aparece a la misma hora cada martes.

5- La barra del bar en donde se sientan los dos.

6-El sobre que se dan el día de su última cita.

7- Diecisiete cuentos inspirados en esa historia real.

8- Agítese durante tres años.

9- Sírvase muy frío.

10- AL FIN EL LIBRO.

libr

Lo presentamos este jueves día 19 de octubre a las 21 horas en el  Margarita Blue: c/ Anselm Clavé 6. Barcelona.

IMG_0751 (1)

Hace mucho tiempo, creo que ocho años, coincidimos en La Escuela de Escritura del Ateneo Barcelonés ocho “lletraferits” que cuando acabamos los estudios seguimos reuniéndonos y escribiendo juntos. Hemos tenido nuestros más y nuestros menos, pero cada martes a las seis de la tarde estamos en el Margarita Blue (nuestro nuevo Ateneo) para escribir, comentar libros, películas, para tomar una copa. ..

De esas jornadas surgió este libro de historias cortas las cuales tienen un denominador común: en todas aparece una pareja  que se sienta en la barra, se toma un Blood Mary y se entrega un sobre. La pareja fue real durante un tiempo, luego no volvió.

El título es un misterio, hace referencia a algo que pasó una tarde de verano en una playa y que nos unió para siempre.

ME LLAMO LUCY BARTON de Elisabeth Strout. “Porque todos amamos de una manera imperfecta”.

edificio-crys

No puedo decir que su lectura me ha encantado, pero que me ha removido, sí.

Quizás por el tema. Una madre que va a cuidar a su hija después de muchos años sin verla. Los cinco días y cinco noches que pasan juntas en una habitación de hospital en Manhattan.

Me ha removido por lo que se dicen entre ellas (normalmente cosas banales) y sobre todo por lo que no se dicen (la expresión de cualquier sentimiento).  La madre sólo habla de la vida de los demás delante de Lucy, no puede decirle cuanto la quiere, pero permanece a su lado durmiendo en una silla  (eso también es decir, y lo mucho que me suena).

Como único testigo mudo entre ellas, el edificio Chrysler, metáfora del lujo y de la vida urbana en contraposición con la  miseria  y las privaciones que sufrieron ambas en el pasado. Una paradoja que las une.

“Volví los ojos hacia la ventana. La luz del edificio Chrysler brillaba como el faro que era, el faro de las mayores y  mejores esperanzas de la humanidad y sus aspiraciones y deseos de belleza”.

Me gustó la voz meta-literaria de Sara Payne, la profesora de literatura, entrando y saliendo de la historia:

“¿Qué quiere decir? preguntaba una y otra vez, y la escritora se limitaba a repetir lo que ya había dicho. ¿En qué consiste su trabajo como escritora de ficción?, preguntó el bibliotecario, y ella dijo que su trabajo como escritora de ficción consistía en dar a conocer la condición humana, en contarnos quiénes somos, qué pensamos y qué hacemos”.

“… Sólo tendréis una historia”, dijo. ·Escribiréis una única historia de muchas maneras. No os preocupéis por la historia. Sólo tendréis una”.

También me impacta la relación con su padre, de la que no puede ni hablar, pero que intuimos cuando explica la historia de  la escultura del conde Ugolino de Carpeaux en el MET, a la que no podía dejar de visitar  cuando iba al museo, y que  describe así.

ugolino

 “Es una estatua de mármol de un hombre con sus hijos al lado, y el hombre tiene una terrible expresión de desesperación, y los niños parecen aferrarse a sus pies, implorantes… Leí el letrero que explicaba que los niños se ofrecen como comida a su padre, al que están matando de hambre en la cárcel, y que los niños solamente quieren una cosa: que desaparezca el sufrimiento de su padre. Dejarán que se los coma, contentos, muy contentos”.

Creo que en conjunto me gustó más “Olive Kitteridge”, la novela por la que la autora ganó el Premio Pulitzer en 2009, pero “Me llamo Lucy Barton” tiene escenas que se entienden desde dentro y que conectan sitios extraños entre sí. Parece banal, quizás no está demasiado bien escrita, pero es una de esas historias que dice sin decir.

Y por último una frase que me enganchó y que suscribo totalmente. Es un resumen de la novela magnífico. Ahora no recuerdo si la dice Lucy Barton o Sara Payne.

“Es la historia de una madre que quiere a su hija. De una manera imperfecta, porque todos amamos de una manera imperfecta”.

LUCIÉRNAGAS. ANA MARÍA MATUTE. GIOCONDA BELLI.

 

No, no brillan, y no son gusanos. Las luciérnagas son escarabajos que generan luz. La luz más pura del mundo porque es energía lumínica casi al cien por cien, porque nada de ella se desvía para producir calor, su pequeño cuerpo lo resistiría. La generan mezclando luciferina y oxígeno dentro de su abdomen cual atanor de alquimista. Tanto los machos como las hembras.Y con esa luz se comunican para aparearse o advertirse de los peligros.

luciernagas2

Sólo pueden vivir en ambientes puros, y si estos se contaminan, nunca optan por cambiar de lugar. Se mueren y ya está.

Las luciérnagas no comen, sólo en el estado de larvas acumulan reservas, se mantienen del polen y de la humedad.

luciernagas5

 

“Luciérnagas” es un libro de Ana María Matute. Finalista del premio Nadal en 1949.

En el que relata las vivencias de una muchacha retraída, silenciosa y apasionada al descubrir el amor en medio de la contienda civil española.

“En las miserias de los adultos, los niños que no las entienden son breves luciérnagas que brillan quedamente en la noche, son la única esperanza que queda, porque se tienen a sí mismos”.

 

luciernagas

“Luciérnagas” es un poema de Gioconda Belli.

A las cinco de la tarde
Cuando el resplandor se queda sin brillo
Y el jardín se sumerge en el último hervor dorado del día
Oigo el grupo bullicioso de niños
Que salen a cazar luciérnagas.

Corriendo sobre el pasto
Se dispersan entre los arbustos,
Gritan su excitación, palpan su deslumbre
Se arma un círculo alrededor de la pequeña
Que muestra la encendida cuenca de sus manos
Titilando.

Antiguo oficio humano
Este de querer apagar la luz.

¿Te acordás de la última vez que creímos poder iluminar
la noche?

El tiempo nos ha vaciado de fulgor.
Pero la oscuridad
Sigue poblada de luciérnagas

luciernaga3

La mujer que buceó dentro del corazón del mundo

Es un libro en el que todo es puro disfrute y no sólo por su lectura ágil y divertida, sino porque te regala una visión del mundo a través de los ojos de una niña autista.

La novela de Sabina Berman narra la vida de Karen Nieto, una niña especial con capacidades diferentes, algunas de ellas geniales, que llega a ser la empresaria más importante de la industria atunera en México, pero cuya preocupación primordial es que sus atunes vivan felices y mueran sin dolor.

Karen no entiende ni justifica ninguna metáfora, no se siente humana, se siente dolorosamente viva. Culpa a Descartes de todos los problemas de nuestro mundo con respecto a la falta de respeto y sensibilidad con la naturaleza y los animales:

“Muchos años después, muchas palabras después, muchos libros después, encontré en una hoja de un libro antiguo, escrito por un filósofo francés, una oración que pone en palabras mi distancia con los humanos.

Pienso, luego existo.

La oración me dejó la boca abierta, porque es evidentemente increíble. Basta tener dos ojos en la cara para ver que todo lo que existe, primero existe y luego hace otras cosas.

…Que como los humanos viven así, creyendo que primero piensan y luego existen, piensan que todo aquello que no piensa no existe del todo. 

…En cambio, Yo nunca he olvidado que primero existí y luego aprendí, y muy trabajosamente, a pensar.

Y cada día para mí ésa es la realidad. Yo primero existo y luego, y sólo a veces, y con una lenta dificultad, y nada más cuando es estrictamente necesario, pienso.

…Esto es lo curioso. Descartes vivió en el siglo XVII y Darwin en el siglo XIX, y sin embargo los humanos siguen siendo educados por Descartes. Siguen siendo amaestrados durante las dos primeras décadas de sus vidas para pensar que son su pensamiento, y que el pensamiento es la cosa superior entre las cosas y es lo que los separa, sin remedio, de las otras especies.

Y es cierto, el pensamiento los separa de todo lo demás, pero eso es porque han sido educados por Descartes y no por Darwin.

 

Ana María Matute dijo de ella:

“Me ha robado el corazón.Rebelde, incomprendida, genial: no puedo dejar de pensar en ella.Un relato inolvidable sobre la libertad y la diferencia.”

La mujer que buceó

Es uno de los libros que he leído dos veces y si cabe con más pasión la última de ellas.

Gracias a eso he descubierto algo que me pasó inadvertido la primera vez.   Karen en su diario siempre escribe ” Yo”con mayúsculas.